POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com.
La mayor satifacción que tengo al escribir es saber que alguien me lea cuando yo esté muerto.

jueves, 25 de marzo de 2021

Novela romántica de Helena Formentor: Pasión Mediterránea, en ebook e impresa: Ibiza, Denia, Benidorm, Alicante, Torrevieja, Cartagena, San José (Almería)

                                              Novela en Español. Venta en Amazon

 Una singladura en velero por el Mediterráneo en 1990

Biografía:

Helena Formentor (Palma de Mallorca 1947-Isla de Pascua 2002), fue una escritora balear de una sola novela romántica y literaria. Con su única obra Pasión Mediterránea abrió el bote de la novela Mediterránea en su Macondo particular del Cabo de Gata de Almería.  La presentó a un premio de novela, que no ganó, pero se lo plagiaron poniéndole otro título y el nombre de un novelista famoso, que no se ha develado por cuestiones legales y recomendación del que fuera su abogado.

 Biografía

 Helena Formentor, cuyo verdadero nombre era Raimunda Barceló, empezó a escribir a los 15 años en el instituto, cuentos y relatos cortos. Al terminar sus estudios fue a trabajar en una empresa de calzado, se levantaba a las cinco de la mañana para estar en el turno de mañana a las seis. Hacia doce horas laborales y no tenía tiempo material para escribir, que era su gran vocación. Después hizo filologia inglesa y empezó a trabajar para el ministerio del Interior como traductora con un horario más normalizado, se casó con un inglés Graham Pilchoret y se fue a vivir a un pueblo de Mallorca. Además de ser ama de casa y madre de cuatro hijos, escribió cuentos cortos y cuentos de amor para revistas femeninas desde la mesa de su cocina, con el seudónimo Helena Formentor, por recomendación de su marido un importante empresario que no quería que su mujer contara intimidades. 

Al principio la escritura fue un refugio frente a su vida diaria, con marido, suegra e hijos. El verdadero cambio en su carrera llegó en 1992 cuando publicó Pasión Mediterránea, que formaba parte de una trilogía, cuyos dos originales restantes desaparecieron en un incendio. Su único libro se ha editado en traducido numerosos idiomas y ahora en Amazon. Sus libros son especialmente populares en Alemania y Bran Bretaña donde existió el proyecto de hacer una película. Su muerte temprana en la Isla de Pascua en 2002 acabó con una gran escritora que nada le dieron, luchadora y madre, pero en la soledad de su cocina necesitaba soñar en la "autoficcionalidad". 

 Pasión Mediterránea es la lucha interior de una mujer por el amor que siente por un hombre que a su vez es pareja de una mujer mayor que el hombre. Ella está en medio, en una especie de triángulo amoroso, y sufre mucho en su interior por evitar ser amada, por el hombre que ella ama, pero a la vez no quiere ser infiel a su amiga. Su única novela en un velero en una singladura de Ibiza a Almería. Sus conocimientos de los veleros, ya que el marido Graham tenía uno en el puerto de Mallorca le da la historia una veracidad y verosimilitud de gran calado. Falleció sin que nadie supiera su verdadera identidad, y no existen fotos públicas autorizadas de ella ni de su marido, ni de su familia. Una verdadera pena para los anales literarios baleares.

                                                 

Contraportada de Amazon

Reedición de la novela perdida  «Pasión Mediterránea» (1995)  de Helena Formentor, con el seudónimo cuyo verdadero nombre era Raimunda Barceló, empezó a escribir a los 15 años en el instituto, cuentos y relatos cortos. La novela es ideal para una película alemana por lo que les gusta el sol y nuestro Mediterráneo. Al terminar sus estudios Raimunda fue a trabajar en una empresa de calzado, se levantaba a las cinco de la mañana para estar en el turno de mañana a las seis. Hacia doce horas laborales y no tenía tiempo material para escribir, que era su gran vocación. Después hizo filología inglesa y empezó a trabajar para el ministerio del Interior como traductora con un horario más normalizado,  se casó con un inglés Graham Pilchoret y se fue a vivir a un pueblo de Mallorca. Escribió cuentos cortos y cuentos de amor para revistas femeninas desde la mesa de su cocina, con el seudónimo Helena Formentor, por recomendación de su marido un importante empresario que no quería que su mujer contara intimidades.

La historia contada en la novela relatada en primera persona en los años 90,  ambientada en Ibiza, Denia, Benidorm, Alicante, Catagena, Águilas, San José de Almería, Sóller, Manacor, Palma, parecer ser una novela autobiográfica que le ocurrió a la autora, que en la novela usa el nombre de Sandra Nadal.

La edición es de Ramón Fernández Palmeral.

En alemán:

Die Neuauflage des verlorenen Romans «Mediterranean Passion» (1995) von Helena Formentor unter dem Pseudonym Raimunda Barceló begann im Alter von 15 Jahren am Institut, Geschichten und Kurzgeschichten zu schreiben. Der Roman ist ideal für einen deutschen Film, deshalb mögen sie die Sonne und unser Mittelmeer. Als er sein Studium beendet hatte, ging Raimunda zur Arbeit in eine Schuhfirma. Er stand um fünf Uhr morgens auf, um um sechs Uhr in der Morgenschicht zu sein. Er hatte zwölf Stunden gearbeitet und hatte keine materielle Zeit zum Schreiben, was seine große Berufung war. Später machte sie englische Philologie und begann für das Innenministerium als Übersetzerin mit einem standardisierteren Zeitplan zu arbeiten. Sie heiratete einen Engländer Graham Pilchoret und zog in eine Stadt auf Mallorca. Sie war nicht nur Hausfrau und Mutter von vier Kindern, sondern schrieb auch Kurzgeschichten und Liebesgeschichten für Frauenzeitschriften von ihrem Küchentisch aus unter dem Pseudonym Helena Formentor auf Empfehlung ihres Mannes, eines wichtigen Geschäftsmannes, der seine Frau nicht wollte Intimitäten erzählen.

Die Geschichte, die in dem Roman erzählt wurde, der in der ersten Person in den 90er Jahren auf Ibiza, Almería, Sóller, Manacor, Palma spielt, scheint ein autobiografischer Roman zu sein, der dem Autor passiert ist, der in dem Roman den Namen Sandra Natal verwendet.

Die Ausgabe stammt von Ramón Fernández Palmeral.

 

En Inglés:

 

Die Neuauflage des verlorenen Romans «Mediterranean Passion» (1995) by Helena Formentor unter dem Pseudonym Raimunda Barceló begann im Alter von 15 Jahren am Institut, Geschichten und Kurzgeschichten zu schreiben. Der Roman ist ideal für einen deutschen Film, deshalb mögen sie die Sonne und unser Mittelmeer. Als er sein Studium beendet hatte, ging Raimunda zur Arbeit in eine Schuhfirma. Er stand um fünf Uhr morgens auf, um um sechs Uhr in der Morgenschicht zu sein. Er hatte zwölf Stunden gearbeitet und hatte keine materielle Zeit zum Schreiben, was seine große Berufung war. Später machte sie englische Philologie und begann für das Innenministerium als Übersetzerin mit einem standardisierteren Zeitplan zu arbeiten. Sie heiratete einen Engländer Graham Pilchoret und zog in eine Stadt auf Mallorca. Sie war nicht nur Hausfrau und Mutter von vier Kindern, sondern schrieb auch Kurzgeschichten und Liebesgeschichten für Frauenzeitschriften von ihrem Küchentisch aus unter dem Pseudonym Helena Formentor auf Empfehlung ihres Mannes, eines wichtichänichtgen wichägernittgen wichtätgen wichängermann dernättennittühmünichtünichtärnüttennichtümünichtünichtümünicht.

Die Geschichte, die in dem Roman erzählt wurde, der in der ersten Person in den 90er Jahren auf Ibiza, Almería, Sóller, Manacor, Palma spielt, scheint ein autobiografischer Roman zu sein, der dem Autor passiert ist, der in dem Roman den Namen Sandra Natal verwendet.

Die Ausgabe stammt von Ramón Fernández Palmeral.

Babelia

Cultural ABC

Arte y Letras 

...............

Texto de la novela página 113:


–Alguna de ellas sí ha caído. Para qué te voy a mentir. Ya sabes tú que yo no creo en el matrimonio. Nuestras relaciones son completamente abiertas. Tú tampoco eres una monja. Supongo que algún chico habrás tenido.

–Eso a ti no te importa. Quien ha encontrado novio es madre, y hemos tenido una pelotera de muy señor mío, ya te contaré detenidamente y por lo menudito. Lo que no me gustaría es ver una de tus amigas en tu cama, durante las semanas que yo esté aquí.

–Pues claro que no. Te dejo en el chalet que he alquilado a un franchuti, es muy grande, situado en la rambla de los eucaliptos, más fresco en verano, tienes hasta una habitación de invitados, cocina comedor, dos cuarto de aseo, terraza con jardín y garaje. Cerca del puerto, dejé el apartamento de Sebastián en cerro de Enmedio, porque me traía malos recuerdos y no me venía bien subir tantas escaleras. Te espera una sorpresa.

–¿Qué… sorpresa me tienes preparada?

–Rich ¿dónde estás?

–Te presento a mi amiga Sandra.

Me quedé  como la Venus de Milo en mármol de Macael con la boca abierta, era Rich, el hijo de Boris de unos ocho o diez años de edad, pelirrojo como su padre y la misma traza en los andares.

–No sabía que estuvieras casado y que tuvieras un hijo.

–Estoy divorciado desde hace muchos años. Su madre es inglesa, de la ciudad de Truro en el ducado de Cornualles, lo conocerás por las novelas románticas de Rosamunde Pilcher.  Me lo ha mando por avión, por un mes, porque ella se ha ido a Estados Unidos por asuntos de trabajo, y la verdad es que estoy muy contento de tenerlo aquí conmigo, después de años sin verlo. ¿Qué te parece? 

 

 Una singladura en velero por el Mediterráneo en 1990









 

No hay comentarios:

Publicar un comentario