POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

lunes, 17 de diciembre de 2018

¿Qué es un relato literario? Tipos de relatos

Un relato literario no un realto oral, no es un cuentos, un cuento tiene principio, trama final y una moraleja o enseñanza. El relato no, se puede empezar por el final, y acabar por el principio, lo que se dice son hitorias o ficciones inventadas extrañas, raras, como el Aleph de Borjes, o los realtos de Cortázar, son a veces absurdos, imposibles de imaginar. Pra esto se aparta el realto mara contar impresiones, no deben sin muy largos, puesto que se convertirían en una novela corta. Dentro del relato todo es posible, lo real o lo irreal:

 

 Absurdo: La Metamorfosis de Framk Kafka, 1915

Realista

Narrativo

Realismo mágico

Leyenda

Peridístico 

Fantástico

Policial

Futurista

Surrealista o bastracto 

 

Leer mi libro "Secretos para escribir novelas y relatos"

 


Por Ramón Fenández Palmeral

domingo, 16 de diciembre de 2018

El español Antonio Martín de las Mulas gana el 38 Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

En un solemne acto en el Instituto Cervantes de Nueva York


El español Antonio Martín de las Mulas gana el 38 Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística


Con el poemario Viernes Santo, Antonio Martín de las Mulas Baeza (Madrid, 1977) ha obtenido el XXXVIII Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, celebrado el 13 de diciembre en el Instituto Cervantes de Nueva York. La dotación es de 7.000 €, la edición de la obra y una medalla conmemorativa. La obra ha sido seleccionada de entre 272 poemarios de 28 países. Abogado de profesión, Antonio Martín ha recibido diversos reconocimientos y sus poemas han sido publicados en algunas revistas literarias y antologías. De Viernes Santo el jurado ha expresado que la voz del yo poético que el poemario expresa es la de Jesús en el Gólgota que, desde la altura de la cruz, divisa con perspectiva única la pequeñez del poeta, convertido ahora en el tú lírico. Desde esa mirada, el crucificado hace suya la situación del hombre, sus flaquezas y sus miedos: “Mi sangre está cayendo por el mundo, /mi corazón os sueña en la ciudad eterna”. Hay una sensibilidad especial respecto de la soledad y el dolor humanos, que el poeta asume desde la disposición total del crucificado, que ya no es víctima inerte, sino obrador omnipotente para el que la cruz es trono, roca inexpugnable, altar salvador. Expresa, no sin un cierto deje apocalíptico, un alto contenido teológico lleno de esperanza salvífica por la que Cristo lleva la humanidad al Padre: “Vendrá como un torrente en las laderas / como un viento que agita copas verdes / abriendo todo el alma al gran amor del Padre”.
Por su parte, la también española Desamparados Escrivá ha resultado mención de honor por su poemario Desnudando el alma, de gran belleza y sensibilidad propia de un alma enamorada. Se teje con excelentes versos llenos de recursos expresivos que brotan de la llaga del amor: “No, yo no descubrí al Amor, / fue Él quien me encontró a mí… / Me perdí en aquel encuentro / y vago perdida en su mar”. No falta la experiencia de ausencia y de presencia, así como de la unión final: “Contigo hay momentos en los que no sé si soy, / no sé si eres, / solo sé que somos”.

El Presidente de la Fundación Fernando Rielo, P. Jesús Fernández Hernández, en su mensaje afirmó que la poesía mística es lo más excelente de toda poesía, pues define, forma, forja, incluye, dialoga, porque está imbuida de experiencia mística que es incluyente, transformante, liberadora. Ello es así por su fuerza oracional, profética y testimonial, que hacen que la poesía mística sea portadora de paz, fraternidad y convivencia. Estilísticamente, la poesía mística no está atada a los cánones clásicos sino que se abre a innumerables posibilidades expresivas y a la riqueza intercultural. Su referente, según Fernando Rielo, es un trato personalísimo con la Santísima Trinidad, siendo el poeta místico por excelencia Cristo.

Los otros finalistas fueron Antonio Bocanegra (Cádiz), Miguel Sánchez Robles (Murcia); Adela Guerrero Collazos (Cali); Theresia Maria Bothe (Sicilia, Italia); Pilar Elvira Vallejo (Madrid, España); María del Pilar Galán García (Valladolid, España); Marcelo Galliano (Buenos Aires, Argentina); Fernando Raúl Matiussi (Tucumán, Argentina) y Desamparados Escrivá Vidal (Tarragona, España).

El Jurado estuvo conformado por Jesús Fernández Hernández, presidente de la Fundación Fernando Rielo; José Mª. López Sevillano, crítico literario y secretario permanente del Premio; Annalisa Saccà, poeta y profesora de Lengua y Literatura en St. John’s University de NY; Hilario Barrero, poeta, prosista, traductor y profesor en la City University of New York; Marie-Lise Gazarian-Gautier, profesora de español y literatura latinoamericana en St. John’s University de NY y David G. Murray, crítico literario y filólogo.

El acto contó con un concierto de arpa a cargo de la célebre María Rosa Calvo-Manzano, que cuenta con más de tres mil conciertos por los cinco continentes y numerosos premios, además de ser miembro de varias Academias de Bellas Artes e Historia del mundo.
El premio, para obras inéditas tanto en español como en inglés, ha sido fallado en foros como la ONU; la UNESCO; el Senado francés y el Campidoglio romano. El comité de honor lo han conformado varios miembros de la Real Academia Española, entre ellos, su director, Darío Villanueva; rectores universitarios, poetas y catedráticos de literatura.

El carácter ecuménico del premio ha hecho que lo hayan obtenido poetas de distintas confesiones cristianas, en realidad la mayoría, pero también no cristianas, demostrando la capacidad de la poesía mística para unir a las culturas y a las religiones.

Breve resumen biográfico de Antonio Martín de las Mulas (Madrid, 1977)

Antonio Martín de las Mulas (España, Madrid, 1.977) se licencia en Derecho en la Universidad CEU-San Pablo de Madrid, aunque tenía vocación de filósofo, carrera en la que estudió dos años. Se dedica en libre ejercicio al derecho con bastante éxito por cerca de quince años hasta que en el 2015 decide trasladarse a Medellín (Colombia) y dedicarse, como padre de familia, a la vida misionera. Es catequista de niños en uno de los barrios más desfavorecidos de la localidad de Bello, e igualmente forma parte del grupo “Reina de la Paz”, de Medellín vinculado a la espiritualidad católica de Medjugorje. Como poeta tiene en su haber varios reconocimientos, entre los que destaca el primer premio del XII certamen de poesía Rodrigo Caro en 2003. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas literarias y antologías.

Fragmentos del poemario Viernes Santo
Oigo vuestras respiraciones,
estáis aquí conmigo respirando
en los huecos eternos de los aires,
las almas de los siglos y las noches sin dormir,
las largas descendencias asumidas,
estáis aquí conmigo
respirando.
Hoy muero por vosotros de esta forma,
atravesados somos,
también en esta altura de las respiraciones.
Esta es la respiración del Hijo del Hombre,
mi respiración de muerte en este campo abierto,
mi forma de vivir
en este cuarto lúgubre del mundo,
en esta vida
cuando uno llega a lo alto de la Calavera,
y ve;
cuando uno llega, expuesto al sol, erguido
en una cruz
sobre el monte interior de vuestras vidas
y ve,
y ve

********

Hoy contemplo tus párpados vencidos,
su desplomarse solos ante el golpe del mundo,
su visión recogida
contra las grandes puertas de la noche.
Contemplo que has perdido las ganas de vivir,
que te comen por dentro
esos viejos abismos de un silencio cerrado.
Yo sé que no le ves una salida a todo esto,
que te desplomas pronto, que tus fuerzas
se disuelven humanas como el humo de un fuego
que asciende por la altura.
Alienta pequeñuelo, toma mi mano, y tenme,
ten coraje en el vilo de las grandes caídas.
Estoy en el martirio de los hombres, donde llevo
la piel sacada a tiras por tu desolación.
Quiero injertar tu vida en la esperanza
de un mañana infalible entre mis brazos.
Mírame,… no desfallezcas, hijo,
Yo estoy contigo,
creo en ti.


Datos tomados de la Fundación Fernando Rielo

"Secretos para escribir novelas y relatos" es el número 1 en ventas en Amazon, en castellano








 Ver el enlace en Amazon
https://www.amazon.es/gp/bestsellers/books/14177717031/ref=zg_b_bs_14177717031_1

Mi libro en versión kindle lectura es el más vendido en Amazon
autor Ramón Fernández Palmeral

Mensaje  para la editoriales españolas.

correo:   ramon.palmeral@gmail.com

sábado, 15 de diciembre de 2018

¿A muerto la poesía italiana?

¿Ha muerto la poesía italiana? es la pregunta de los años 2000; pero no, ni no ni ná, ha prosperado, porque existen poetas como Fabio que ha sabido resucitarla



 Fabio Barcellandi (Brescia) 1968 es un poeta y traductor italiano.


Fabio Barcellandi (poeta)

(Brescia, 1968), poeta, curatore e traduttore. Collabora con Thauma Edizioni come curatore della Lombardia per la collana poetica itinerante e come traduttore e referente italiano per l’Irlanda per la collana poetica internazionale. Collabora con il sito letterario Olandese Volante (Transmoderno Arti Pensosità Letterature) e guida laboratori di composizione e scrittura poetica con i ragazzi delle scuole medie e superiori per la Cooperativa Zeroventi. Ha pubblicato poesie, racconti e traduzioni in antologie (Montag, Thauma, Limina Mentis, Seam) e su riviste (Writers Magazine Italia, MacWorld Italia, Le Voci della Luna, Il Corriere del Garda); ha vinto per la poesia i premi Solaris e Teranova e pubblicato le sillogi Parole Alate (Cicorivolta 2007), Nero, l’inchiostro e Folle, di gente (Montag 2008 e 2011). È membro dell’Associazione Culturale “Movimento dal Sottosuolo”, gruppo di poeti e artisti che anima gli incontri presso il Caffè Galeter di Montichiari.

Español
Desde 2009 colabora con Beppe Costa con el que organiza en Roma, en la librería Pellicanolibri, los encuentros "Poeti dallo Spazio" (Poetas desde el espacio),1​ con la participación de autores como Fernando Arrabal, Dacia Maraini y otras.
Dirige talleres de escritura y composición poética para la cooperativa Zeroventi con estudiantes de escuelas secundarias de primero y segundo grado, los más recientes en la secundaria Caccioppoli de Scafati y en el Instituto Margarita de Castelvi de Sassari.
Es miembro de los grupos: POESIAinCIVILE (POESIAinCIVILIZADA), Poeti Dal Sottosuolo (Poetas del underground) y de la Revolutionary Poets Brigade (Brigada de Poetas Revolucionarios) fundada por Jack Hirschman.2
Invitado en 2010 y en 2012 en el Festival Internacional de Literatura Ottobre in Poesía (Octubre en poesía),3​ con intervenciones en las escuelas, librerías y conferencias organizadas durante el festival. Con Luca Artioli y Andrea Garbin es el curador por la región de Lombardía, de la "collana poetica itinerante" (serie poética caminante) de las ediciones Thauma.
Ha participado en varias lecturas y recitales de poesía4​ en Italia e Irlanda: de hecho, en mayo de 2011 fue publicado en la antología Italiano / Inglés "POETHREE new italian voices" (POETHREE nuevas voces italianas) de las ediciones Thauma con Luca Artioli y Andrea Garbin. Este libro, que es parte de un proyecto en colaboración con el poeta irlandés Dave Lordan, autor de las traducciones, trajo los tres poetas italianos en una gira por Irlanda.5
Desde el pasado 18 de junio, con la fecha de Dublín en el The Irish Centre for Poetry Studies Mater Dei Institute of Education (DCU) (Centro irlandés de estudios de la poesía Instituto de Educación Mater Dei (DCU), también actuaron en Trim, Greystones, Cork, Galway y Derry. Desde 2012 es jurado del Premio Centro per la Nuova Poesia d’Autore (Premio Centro por la nueva poesía de Autor, que se celebra en Chia (Soriano nel Cimino) en los lugares de Pier Paolo Pasolini.6

88 páginas gratis del libro "Federico García Lorca y el Flamenco", por Ramón Fernández Palmeral


                     Fragmento del libro, 88 páginas



Un libro donde se recoge los inicios en el flamenco de Federico Garcia Lorca, y comentario critico de "Pomas de cante Jondo" y "Romancero Gitana". El escritor Ramón Fernández Palmeral, sufruó una profunda crisis emocional cando estuvo en Vícar y Alfacar en 2004, visitando el lugar donde  fusilaron al gran poeta Federico la madruga del 19 de agosto de 1936. De cuyo viaje escribió este libro.


 INTRODUCCIÓN A:

 "FEDERICO GARCIA LORCA Y EL FALMENCO"

por Ramón Fernández Palmeral

     
«Federico García Lorca y el Flamenco» empezó siendo una conferencia del autor de este monográfico, dada en Ámbito Cultura del El Corte Inglés de Alicante el 8 de julio 2008, organizada por la Asociación Espejo de Alicante. Fue presentada por  Consuelo Giner Tormo, presidenta de dicha asociación. Dado la aceptación que tuvo en su día, me solicitaron una segunda parte, que, una vez acabada titulé «Federico García Lorca y el teatro» que se ha incorporado al libro.
 Nos vamos a ceñir a la relación del flamenco con el poeta granadino, pero primero hemos de conocer qué es flamenco y  los “andares” del flamenco como le gusta decir al flamencólogo sevillano Antonio Burgos. Estudiaremos los supuestos orígenes del flamenco, porque  su historia continúa aún sin resolverse, no existe un tiempo concreto de creación e inicio, tampoco se conoce bien sus raíces históricas ni su forja artística. Los expertos coinciden es que flamenco es el resultado de  la fusión de la cultura musical rom (gitana-asiática) con lo andaluz (moriscos, judíos o hebreos y campesinos cristianos viejos), teniendo en cuenta que oficialmente los egipcianos (gitanos) llegaron a Andalucía en 1462, concretamente a Jaén.
    El flamenco es un yacimiento arqueológico vivo. Las raíces del flamenco se pierden en la historia, no hay constancia de su creación inicial, porque es una fusión de culturas musicales andaluzas; sin embargo,  cada vez toma más fuerza que naciera en Andalucía Oriental: Jerez de la Frontera, Cádiz y Triana en Sevilla y se extiende por Andalucía Oriental (Málaga, Jaén y Almería) y llega a La Unión (Murcia) a través de la minería, cante de las minas, pero no sube para al Levante, se queda en Murcia, aunque en los años 30 el Salón España de Alicante, luego Cinema Capitol, desfilaron cantaores de la llamada ópera flamenca como Manuel Vallejo o “El Niño Marchena “ o “La Niña de la Puebla”. Pero no arraiga quizás por la falta de cantaores autóctonos.  El año pasado  hubo un ciclo de flamenco en el MUBAG de Alicante, cantaores actuales alicantinos son: Antonio Santiago y Antón Moreno.  Hay un "Niño de Orihuela", Alejandro Cintas de los años 50, que se debe a un error, ya que era de Sorihuela (Jaén) y por error de imprenta pusieron Orihuela.
   La primera figura histórica  conocida del flamenco es Tío Luis el de la Juliana, jerezano del siglo XVIII, hay un festival en Madrid que lleva su nombre. Y le siguen otros como Juanelo, El Planeta, Juan Encueros…
   Lamentablemente hoy en día al flamenco se le asocia con la etnia rom (gitanos caló hispánicos) tiene una imagen social negativa. A pesar de ser una etnia errante, y sometida a esclavitud, represiones, persecuciones y extermino en campos de concentración nazi. Como el flamenco clásico o “jondo” es en realidad un cante íntimo, una forma de desahogo personal, por eso este pueblo lo ha conservado como una forma de expresión primero privada y luego folclórica casi como medio de vida… Hoy se ha internacionalizado. Se podía asociar con el cante «blu» de los afroamericanos, procedente de los esclavos africanos que tienen unas portentosas voces y ritmos. 
    Antonio Machado Álvarez «Demofilo» (1846-1893), fue un flamencólogo autor de Colección de cantes flamencos, de 1881.
    En el siglo XIX el flamenco era un espectáculo muy importante que llenaban teatros, circos, cafés cantantes, luego llegan los tablaos, los teatros, la radio, los primeros tiempos de la televisión, ahora el flamenco se ha perdido en TVE, se conserva en Canal Sur TV de Andalucía. Los medios de comunicación se someten a la tiranía y a la presión de las casas discográficas  que imponen sus canciones generalmente en inglés que no entiende nadie (salvo que sepas ingles), amén de conciertos de oportunismo político. Y la televisión del Estado  más politizada que nunca, elude lo que sea de raíz española para no herir la cultura de otras comunidades autónomas, y equivocadamente, no dar una imagen de una España tópica de castañuelas y panderetas. La canción española para Eurovisión de 2016, somos los más tolerantes del mundo. Amir canta  «Yo busqué»  ("J'ai cherché").

    En fin, que lo que yo quiero analizar en esta conferencia, es el por qué Federico García Lorca, un señorito andaluz, le dedica su tiempo al flamenco como arte, arte autóctono español (La Zarzuela es la ópera española) que algunos lo ven como arte menor, pero esto no es así. El flamenco es milenario, arqueología viviente musical. Las facultades de un cantaor/ra  flamenco nacen, no se hacen, además tiene que tener duende y unas cualidades muy difíciles de poseer, más años de práctica y dolor en la garganta. El flamenco se ha internacionalizado, no porque nosotros lo hayamos aupado y promocionado oficialmente, sino porque el flamenco (cante, baile, música), él solo,  ha sido reconocido como arte fuera de nuestras fronteras. No hay artista que se precie que no haya recorrido América o Japón. Guitarrista como Paco de Lucía ha internacionalizado la guitarra española, como antes hicieron concertistas como Andrés Segovia.
    En distintas universidad de Andalucía existen  cátedras de flamencología donde  se estudia la historia del flamenco y sus autores. La más antigua es la Cátedra de Jerez de la Frontera fundada en 1958. Además de que hay una bibliografía extensísima, e interés por parte de hispanista como  fue Gerald Brenan que recogió canciones populares, estudioso de costumbres y supersticiones en La Alpujarra, años veinte. Existe La Ruta flamenca  de la Junta de Andalucía. El Centro Andaluz del Flamenco de Jerez de la Frontera. Se puedes ser flamenco y nos ser gitano, que los hay, pocos pero los hay como don Antonio Chacón “El rey del cante jondo”, Manuel Vallejo, Pepe Marchena, Antonio Mairena, Pepe Pinto, Juanito Valderrama (cancionero) que tanto nos hizo llorar con su copla El Emigrante”, o el “Yo soy minero” de Antonio Molina. Actualmente resaltan Camarón de la Isla, Enrique Morente y su hija Estrella. También el catalán Miguel Poveda, ganador de la Lámpara minera en la catedral del cante en La Unión (Murcia).
  Opino que el flamenco no es algo vulgar o sin sentido. Existen la Cátedra de Flamencología de Jerez, de Sevilla, Córdoba y Málaga y además se editó el Diccionario de flamenco,  amén de afamados flamencólogos, eruditos o aficionados. Federico es uno de los grandes impulsores  internacionalmente del flamenco esperemos que el nuevo centro García Lorca de Granada, cuya primera directora es Laura García-Lorca  de los Ríos (sobrina) no olvide el flamenco.

  El 9 de febrero de 2015, ofrecí la conferencia “Poetas del sacrificio: Federico García Lorca, Antonio Machado y Miguel Hernández” acompañado a la guitarra por Elena de La Romana, en Ámbito Cultural de El Corte Inglés con lleno de público entusiasta.

                                                       El Autor
                                              Alicante,  mayo 2016

El resto del texto se encuentra en el libro de venta en LULU

viernes, 14 de diciembre de 2018

Leer gratis "Antología Abierta (1983-2015) en Calaméo, del poeta Ramón Palmera


"Antología abierta" contiene poemas de varias épocas del poeta  Ramón Palmeral, quien ha sido finalista en variso premios imporantes de poesía, y fue ganador del primer premio de poesía del Colegio de Enfemería de Alicante en 2014. Form parte de la Antología Cantigas de poetas de Ciudad Real.
Poeta manchego, afincado en Alicante desde 1990.  Ha colaborado en la Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela. Es socio de honor del Museo del Mar de Santa Pola



El libro también se vende impreso en LULU


"Bocadillo de balas" es un poemario facsímil de los poemas primeros sobre 1983


El título de "Bocadillo de balas" se debe a unos años duras que pasé en el castillo de San José de Almería, un antiguo castillo sobre un acantilado en la punta un cabo, donde en lugar de un castillo debio haber un faro. San José es hoy un pubelo residencia, pero en alos años 80 eran 4 vecinos. Bello pueblo, pero ingabitable por su soledad a merced de los vientos y temporales marítimos. Además yo venía del Norte donde tuve una experiencias muy esagradables, duras, como un "bocadillo de balas" es decir incomible e indigeribles. Estos poemas se escribieron entre 1980 y 1985, en su día no se publicáron por cuestiones económicas, y no tener una editorial.

Ramón Palmeral, poeta


domingo, 9 de diciembre de 2018

Revista de libros RDL



Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA Cantando bajo la lluvia (Singin’ in the Rain) ha pasado a la historia como uno de los musicales más optimistas y luminosos de Hollywood, pero su rodaje constituyó un verdadero infierno, donde un perfeccionista Gene Kelly exigió esfuerzos sobrehumanos a Debbie Reynolds y Donald O’Connor, que años más tarde evocarían sus escenas como una de las experiencias más difíciles de sus vidas. O’Connor necesitó una semana de reposo después de sus célebres acrobacias en «Make ’em Laugh» y Reynolds acabó con los pies ensangrentados tras repetir hasta ocho veces la coreografía de «Good Morning».
Dirigida por Gene Kelly y Stanley Donen, Cantando bajo la lluvia narra las penalidades de un productor y un grupo de estrellas durante la transición del cine mudo al cine sonoro. Ambientada en Los Ángeles, la acción discurre en 1927, una época en la que Hollywood encarna el glamur y la vitalidad de los felices años veinte, rebosantes de ingenio, sofisticación y excesos. 
Leer más
La arquitectura japonesa
Rodrigo de Vivero - DE UN EXTREMO A OTRO El jardín Sankei-en, en Yokohama, es uno de los sitios más bonitos en el área metropolitana de Tokio. Fue mandado construir a principios del siglo XX por Sankei Hara, un rico comerciante de seda que hizo fortuna a finales de la Era Meiji. Él mismo diseñó el terreno, con jardines de varios tipos, lagos, fuentes, linternas de piedra y un buen numero de construcciones, de nueva planta, algunas, y otras mandadas traer de Tokio, Kioto, Kamakura, Wakayama y Gifu. Un sitio maravilloso para pasear a finales de noviembre, cuando los colores de otoño están en su apogeo.
Las dos construcciones más notables son la casa Yanohara, construida durante el período Edo por una familia acomodada de Shirakawa-go en el tradicional estilo gassho-zukuri (tejados muy verticales de paja) de esa región; y la importante pagoda de tres pisos del antiguo templo Tomyo-ji, levantado cerca de Tokio a mediados del siglo XV, durante el período Muromachi. En su emplazamiento actual, es la más antigua pagoda de madera en torno a Tokio.
Leer más
La moda paleolítica (I)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL Una de las noticias más chocantes de las últimas semanas ha sido la muerte a flechazos de John Allen Chau, misionero estadounidense que por alguna razón había asumido la tarea de evangelizar a los aborígenes de la isla de North Sentinel, en la Bahía de Bengala. Y su violenta desaparición remite, siquiera sea de manera indirecta, a una de las ideas más singulares de nuestro tiempo: la de que vivíamos mejor en el Paleolítico y no hemos hecho sino degenerar irremediablemente desde entonces.
Quizá fue el historiador medioambiental Jared Diamond quien pusiera por primera vez sobre la mesa abiertamente la tesis según la cual la Revolución Neolítica, que trajo consigo la agricultura intensiva en los inicios del Holoceno, había sido «el peor error de la historia humana». 
Leer más
Charles Chaplin: tres imágenes del siglo XX
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA ¿Puede condensarse el siglo XX en tres imágenes? Parece una tarea imposible, pero el genio de Charles Chaplin lo consiguió en tres secuencias memorables, componiendo un retablo de celuloide sobre el Hambre, el Amor y la Libertad. La primera se encuentra en La quimera del oro (1925), cuando un Chaplin torturado por el hambre cocina una bota en una sartén. Atraído por la fiebre del oro, el famoso vagabundo ha buscado refugio en una casa ruinosa levantada en Klondike, una región del territorio del Yukón, en el noroeste de Canadá, cerca de la frontera con Alaska. En el exterior, una tormenta de nieve sopla sin cesar. La mala suerte ha querido que el inofensivo y pintoresco vagabundo se haya colado sin saberlo en la madriguera de un fornido asesino con aspecto de ogro. Con su dulzura habitual, el vagabundo prepara la cena en una sartén. Comprueba con el tenedor que la bota haya adquirido el punto ideal, limpia con mimo el plato que le extiende su siniestro acompañante, afila los cubiertos con habilidad de gourmet, extrae los cordones como si fueran dos espaguetis y divide en dos el manjar. 
Leer más
Del mal, el menos (y II)
Rafael Núñez Florencio - MORIRSE DE RISA Camilo José Cela popularizó una frase que operaba también en su caso como consigna de vida: «El que resiste, gana». Ya dije en la entrada anterior de este blog que encontrar un denominador común al refranero era tarea ímproba, por no decir inútil, dada la heterogeneidad de los refranes y la contraposición entre unos y otros. No obstante, si nos empeñásemos en encontrar algunas notas distintivas, es decir, algunos rasgos que pudieran aplicarse sin mucho retorcimiento a todos o la inmensa mayoría de los refranes, este de la resistencia sería sin duda, al menos en mi opinión, uno de los más importantes. La mayor parte de los refranes acusan o traslucen esa voluntad de resistir a toda costa frente a las contingencias de la vida. Por eso, sobre todo desde la perspectiva actual, nos sorprende su dureza o, mejor incluso, su rudeza, rayana en la crueldad. Cuando de sobrevivir se trata, no tienen sentido los miramientos: «Cada uno quiere llevar el agua a su molino y dejar en seco al del vecino». Y si estás en el lado de la vida menos agraciado, es decir, si eres pobre o débil, no esperes clemencia de nadie: «Tiene el pobre la desgracia del cabrito, o morir cuando chiquito o llegar a ser cabrón».
Leer más
Radiografía del patriota
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL Durante la reciente conmemoración del fin de la Gran Guerra, que congregó en París a líderes de todo el mundo, no faltó quien recordase ‒en la consabida pieza periodística sobre las películas dedicadas al conflicto‒ el retrato de la guerra de trincheras que hiciese Stanley Kubrick en Senderos de gloria (1957): un título lleno de ironía, pues esos caminos sólo conducían a la muerte de unos soldados que combatían sin esperanza. Menos citada es Rey y patria (1964), de Joseph Losey, que se ocupa, no obstante, del mismo problema cuando relata el juicio por alta traición contra un soldado que ha desertado de su regimiento. En ambos casos se plantean preguntas incómodas sobre el patriotismo y su relación con el nacionalismo: ¿es un buen patriota quien entrega su vida a la nación al margen de las circunstancias o, por el contrario, lo será quien sepa elevarse por encima de esas circunstancias para exigir a su patria lealtad a los ideales democráticos o el más elemental respeto a la dignidad humana?
Leer más
Buster Keaton: El héroe del río
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA Cuando en Cantando bajo la lluvia (Gene Kelly-Stanley Donen, 1952) el productor R. F. Simpson (Millard Mitchell) proyecta en su mansión unos breves minutos de cine sonoro ‒un prodigio inesperado en un Hollywood con grandes estrellas que hasta entonces nunca se habían planteado el reto de añadir su voz a unas interpretaciones afectadas y barrocas‒, una actriz con aspecto de vampiresa exclama despechada: «¡Vulgar, insufriblemente vulgar!» Su aristocrático desdén no frenará el vertiginoso avance del cine sonoro, que expulsará a los grandes divos y divas de su paraíso de celuloide. De joven, no prestaba demasiada atención a esta escena, pues el cine mudo no me decía gran cosa. Ahora, en cambio, creo que la actriz tenía cierta razón. No puedo despreciar el cine sonoro, pues sus años dorados me han regalado –y siguen regalándome‒ momentos inolvidables, pero el cine mudo me parece más delicado, más poético. Hace unos días, volví a ver El héroe del río (Steamboat Bill, Jr., 1928), una película deliciosa interpretada y dirigida por Buster Keaton. 
Leer más
De entre los muertos: el otro lado de Welles (y II)
Manuel Arias Maldonado - TORRE DE MARFIL Veníamos diciendo que la película inacabada de Welles, El otro lado del viento, presentada por fin al público en una versión reconstruida por un competente equipo de colaboradores, no trata temas menores: de la muerte de Hollywood a la muerte del macho, pasando por la amistad traicionada. Jonathan Rosenbaum ha hablado de una película «feminista» que tiene más que decir a nuestro tiempo de lo que tenía que decir al suyo, es decir, a la segunda mitad de la década de los setenta. Puede ser: vayamos por partes.
Al igual que Welles, el protagonista de El otro lado del viento ‒ese veterano director, Jake Hannaford, al que interpreta un John Huston quizá demasiado cercano al modelo‒ ha regresado de Europa en busca de nuevas oportunidades en un Hollywood súbitamente abierto al auteur
Leer más
Malos de película
Rafael Narbona - VIAJE A SIRACUSA No me gustan los canallas del mundo real. Jamás he comprendido la fascinación que despertaba Charles Manson, con su mirada de trasgo maléfico y su esvástica tatuada en la frente. En cambio, me gustan los malos de película, particularmente cuando su perversidad roza lo grotesco e inverosímil. Me encanta Lee Marvin en Los sobornados (Fritz Lang, 1953), interpretando a Vince Stone, un gánster fanfarrón, sádico y hortera. La escena en que arroja café hirviendo sobre la cara de la hermosa Debby (Gloria Grahame) constituye uno de los momentos más sobrecogedores de la historia del cine negro. El talento y la sensibilidad de Lang nos ahorran el horror explícito. Sólo vemos la cara enloquecida del gánster, la cafetera hirviendo y, poco después, a Debby chillando, con el rostro enterrado en las manos. El instante en que se consuma la cobarde agresión acontece fuera de campo. Si Lang hubiera optado por lo explícito, el terror se habría mezclado con el asco, menoscabando el efecto dramático. 
Leer más
Del mal, el menos (I)
Rafael Núñez Florencio - MORIRSE DE RISA Los españoles mantenemos con el refranero una relación curiosa, que no sería muy exagerado llamar de atracción-rechazo, es decir, de amor-odio. Por un lado, el refrán genera un cierto fastidio: ¡vaya, hombre, las frases hechas, los tópicos! Por otro lado, ¿quién no ha acudido en algún momento en una discusión o incluso en una conferencia a echar mano de un refrán como puntualización socorrida y contundente? Es verdad que este recurso al refranero está descendiendo a una velocidad desconcertante, como tantas otras cosas. Ya para los de mi generación el refranero había perdido gran parte de su virtualidad. Sobre todo para quienes, aun siendo de pueblo, nos hemos educado en una cultura urbana y luego hemos vivido en grandes ciudades. Para nosotros, el inabarcable mundo de los refranes había quedado acotado a no más de unas decenas –seguro que no llegaban al centenar‒ de sentencias, las más afortunadas, las que habían sobrevivido por las razones que fuesen, más o menos explicables, a la transformación social y cultural de las últimas décadas (en el caso de España, desde mediados del siglo XX). 
Leer más
  Apúntate a RdL
  Archivo RdL
Patrocinadores RDL
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.
Más información ACEPTAR

viernes, 7 de diciembre de 2018

Página 28. Libro "Filosofía del Anhelo" de José Antonio Suárez

ha dado en la Historia una más baja forma de idolatría humana. Un hombre así no merece la pena de existir. El hombre por su arte, su bondad, su ciencia, su saber, su amor, se hace digno de la eternidad. Pero cuando degenera en mero especulador (por esta parte infrahumana, más baja e inferior que la animal) no merece más que el desprecio, condenado a morir, porque nada hay en él digno de conservarse para una existencia superior. A los hombres, deberíamos aprender, como norma de vida social, a medirlos por su espíritu como Dios lo hizo. De lo contrario, somos injustos con el Creador y con el hombre.

Cierto es que estamos asistiendo a una revolución lenta de todas las formas de pensar que originan un nuevo modo de sentir y de estimar al hombre. El Renacimiento ha llevado al hombre, en un esfuerzo científico enorme, a pretender someter la naturaleza a su voluntad. Pero, inconsecuente y falazmente, ha supervalorado sus creaciones por encima del individuo que las crea. Ha pretendido afirmar la técnica sobre la cultura. El materialismo es hoy un mal pernicioso que aqueja a aquellos que, bajo un espiritualismo superficial, tratan de defenderse de él. Hoy priva el concepto de masa sobre la individualidad creadora; la sociedad sobre el individuo. Y ésto no solamente es un error, sino una injusticia. Ante todo, el hombre. Nada hay en el mundo que pueda exigir su propio sacrificio. La vida es el valor óntico supremo. Cualquier otro valor ha de estar supeditado, en una estimativa lógica, a la vida. Pero la vida es esencialmente conciencia, libertad, amor, dignidad; y tiene una finalidad espiritual a la que ha de estar-subordinado todo: economía, ciencia, política, arte. Una nueva forma de vida ha de surgir, un nuevo Renacimiento que preanuncia una literatura angustiosa y anhelante; pero un Renacimiento moral. La inversión de los valores ha originado todos cuantos males padecemos en la época actual, donde se afirma la prioridad del espíritu; pero, con práctica inconsecuencia, se superestiman todas las formas inferiores del vivir. Es preciso proceder a una revisión crítica de los valores humanos y establecerlo sobre una jerarquía óntica natural. Y, claro está, dentro de este rango jerárquico, ocuparán un puesto superior las individualidades creadoras. La economía y la moral tienen su más adecuada expresión en el trabajo.

........................................
Sinopsis:
FILOSOFIA DEL ANHELO (ENSAYOS) Estos breves ensayos de José Antonio Suárez tienen su origen en su libro Mortal Eterno, publicado en Oviedo en los años cincuenta bajo el  seudónimo de Antonio Víctor, que la crítica consideró como una metafísica personal dimanante de una poesía fenomenológica. Constituyen, pues, incisivos intentos de penetrar en el misterio existencial partiendo de una interrogación ontológica: ¿por qué el hombre se pregunta por algo que llamamos ser? La respuesta la encontró  en el anhelo que, como órgano intencional, queda definido como una aspiración al Ser y al Valor. Mas allá del amor a la verdad en que consiste la filosofía, el anhelo se extiende al universo platónico de la belleza, del bien, del ideal, de la vida, de la inmortalidad, de Dios. Por el anhelo, el hombre se abre al infinito.
..................................................................
Este libro no está digitaliazado

Publiado por el Instituto Juan Gil Albert de Alicante 2001, y en ECU 2008

.........................

José Antonio Suárez filósofo y gran poeta asturiano que residió en Alicante
FILOSOFÍA DEL ANHELO (ENSAYOS) por José Antonio Suárez

Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, 2001
Alicante


Estos breves ensayos de José Antonio Suárez tienen su origen en su libro Mortal Eterno, publicado en Oviedo por los años cincuenta bajo el seudónimo de Antonio Víctor, que la crítica consideró como una metafísica personal dimanante de una poesía fenomenològica.

Constituyen, pues, incisivos intentos de penetrar en el misterio existencial partiendo de una interrogación ontològica: ¿por qué el hombre se pregunta por algo que llamamos ser? La respuesta la encontró en el anhelo que, como órgano intencional, queda definido como una aspiración al ser y al valor.

Más allá del amor a la verdad en que consiste la filosofía, el anhelo se extiende al universo platónico de la belleza, del bien, del ideal, de la vida, de la inmortalidad, de Dios. Por el anhelo, el hombre se abre al infinito.
..........
La actitud poética

La actitud filosófica se muestra en la búsqueda de la verdad, mientras la actitud poética solo liene en cuenta los estados de sentimiento que la realidad produce en el hombre como consecuencia de su estar en el mundo. Así, cuando el filósofo trata de comunicarnos algo, lo hace, pensando en la veracidad de su aserción, ante la que el poeta se inhibe, ajeno al carácter existencial de su testimonio y preocupado tan solo en comunicarnos su auténtica vivencia. Por ello la poesía desprecia el tópico, se evade al prejuicio, crea imágenes y renueva vocablos, porque tiene muy en cuenta la situación singular de cada hombre. Su contacto con las cosas se verifica en forma distinta y, como si se realizase por vez primera. La actitud poética es profundamente vital, comprometida y colmada por una pasión básica y un anhelo infinito. Sobre el estado de contemplación filosófica, priva en el poeta la simpatía y la compenetración con la realidad. Mientras el filósofo busca deliberadamente la distancia entre el objeto y él, el poeta ama los objetos hasta el punto de una aproximación sensual. En filosofía es necesario una actitud sosegada, meditativa, mientras la poesía surge como de un ímpetu que se adscribe al estro o fuego lírico. Por lo que su estilo es emocional e imaginativo. Muy distinto de la expresión filosófica, convincente y racional. Ello tiene su fundamento en el hecho de que la filosofía se basa en la razón y en la objetividad, mientras la poesía, se cosfisa en libertad y la subjetividad.  

Fenomenológicamente cabe hacer esta distinción. Los hechos pueden ser considerados desde el punto de vista de la sensación, del pensamiento o del sentimiento. En el caso de la poesía se confunden los fenómenos externos e internos como propios, fuera de la objetividad y la subjetividad, del espacio y del tiempo, en una especie de comunión cósmica. El poeta participará de los fenómenos mismos, los hará suyos en impresiones rápidas. No le importará romper el orden espacio-temporal en que se anclan los objetos. Hablará del río —que en el filósofo y el físico se encontrará a distancia mensurable— como si estuviera fuera o dentro de él, según los estados de su ánimo. Heráclito se fijará en el devenir. Jorge Manrique en el fluir de nuestra vida. Hay siempre en el poeta una actitud de aventura y de riesgo en su salida hacia las cosas, una constante memoria para el futuro y el olvido, para lo fugaz y perentorio. Recordar, añorar, desear, son los verbos que se conjugan en la gramática lírica, mientras en la filosofía, que toca las entrañas de la necesidad racional, busca la sustantivación de todo. El mundo del poeta surge como un puro hecho de la libertad, más que la razón vale en él la pasión y la gracia, el impulso anhelante.

pp-40-41

...........................concluisones.
Distingue Suárez entre la filosofía como búsqueda de la verdad desnuda por medio de la razón objetiva del pensamiento; y la Poesía como libertad creativa, subjetiva, como sentimientos y emociones. Sin embargo, las dos mitades del pensamiento (filosofía y poesia) como ya dijera también María Zambrano, forman el ser. 


PALABRAS CLAVES:
filosofía
poesía
verdad dsnuda
liberdad
subjetividad
pasíon
impulso anhelante