POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com.
La mayor satifacción que tengo al escribir es saber que alguien me lea cuando yo esté muerto.

jueves, 30 de junio de 2022

Gabriel Miró en Años y leguas, libro de Ramón Palmeral

 

Mi libro: Buscando a Gabriel Miró en Años y Leguas

Tras un año dando tumbos, por fin, un ejemplar de mi libro ilustrado Buscando a Gabriel Miró en Años y Leguas, del que soy autor, disponible en Amazon, se ha colocado por parte del concejal de Cultura, Andrés Barcelot, (según se puede apreciar por las fotos adjuntas) en un lugar de honor en una vitrina de la Casa-Museo de Gabriel Miró en  Polop de la Marina.  No es más que un libro guía, didáctico y pedagógico a la vez, e interdisciplinar por ampliar ciertos datos históricos o referencias bíblicas citadas por Miró y en mis viajes por Guadalest y Confrides. Considero, que en estos tiempos donde predomina el lenguaje informático no debemos olvidar los arcaísmos o palabras en desuso, más los valencianismos. Puesto que hemos de considerar a Años y leguas como un patrimonio del idioma. Pero, por otra parte, como la lengua que usamos es un ente vivo, y por lo tanto superviviente de sí misma, hemos de aceptar los modernismos como forma de entendimiento. Los que desde hace años vivimos en tierras valencianas, hemos ido aprendiendo, unas veces queriendo y otras sin querer, el valenciano, bien por amigos bilingües o por los locutores de las televisiones locales o documentos oficiales. Años y leguas es una maravillosa cantera rica en vetas de vocablos y arcaísmos, muchos de ellos en desuso, con abundantes valencianismos, porque Miró hablaba el valenciano, hijo de padre y abuelos paternos alcoyanos.

Gabriel Miró fue un indiscutible inspirador de los poetas oriolanos como Miguel Hernández, Ramón Sijé, Carlos Fenoll o Jesús Poveda. Antecesor de estos poetas fue José María Balaguer Meseguer, mentor que fuera de Ramón Sijé (Pepito Marín). Por estas lecturas y las de Azorín, me llegó, hace años, mi interés por Miró. Soy autor del artículo: «La influencia estética de Gabriel Miró en Miguel Hernández», publicado en la revista Letralia en 2010. También influyó Miró en los poetas de la Generación del 27, y en escritores de posguerra como Francisco Umbral.

Actualmente, en el ámbito nacional Miró ha perdido renombre, y sus obras no se reeditan por editoriales importantes. Estoy de acuerdo con Javier García Sánchez, en el prólogo para la edición de El obispo leproso, en Biblioteca El Mundo de 2001, bajo el sello de las mejores 100 novelas del siglo XX:

  «Acaso no resulta aventurado decir que estamos ante una de las novelas, y también ante uno de los escritores, de prosa más perturbadora de todo el siglo XX, pese a que sus méritos sean hoy escasamente reconocidos […] haya pasado al más completo olvido, junto a decenas de otros excelentes novelistas y poetas…»