POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

martes, 19 de julio de 2011

Poemas de Ana María Manceda




VIVIR EN LA PATAGONIA

Ayer he comido cerezas y frutillas soleadas con vientos del bosque

hoy he bebido nieve granizada con cenizas del Puyehue

mañana las lágrimas no empañaran mi mirada y sé

que podré observar el turquesa del Lago

cuando éste se acople, en una entrega sensual e infinita

más allá de la Cordillera, con el rojizo horizonte.




QUEDÓ INVISIBLE EN EL AIRE

Eran los gorriones, los tilos y los azahares de los naranjos

pisoteados en las veredas. Aljibe de olores.

Y tu juventud, y la mía y la de nosotros.

Era el brillo del crepúsculo de la luna llena, explosiva

instigando a las hormonas, provocando a las arenas de la playa

a reflejar su luz ya reflejada,

y se burlaban los cabellos brillando más,

y los dientes nacarados, impúdicos,

se mostraban descarados con las risas,

cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.

Eran los asados en los elásticos de las camas turcas, los brindis,

y nosotros saltando en el aire con nuestras ilusiones

acariciando el cerebro.

Nuestras miradas titilando por un poco de humo en los ojos,

un compañero había llegado al principio del camino,

tenía un haz de arco iris en sus manos.

Era tu juventud, y la mía y la de nosotros,

chorros de vientos ocupando cada intersticio de la vida.

de esa ciudad, de esa época, de esa generación.

La sombra del hombre quebró la luz, no pudo quebrar

esas hebras de tiempo.

Aún, entre las tinieblas de los años, diviso el pasado.

Es la vida, la vida suspendida en el cosmos,

la piel de mis dedos quieren acariciarla, no puedo

sí mis otros sentidos, que deshilachan, navegan el tiempo.

Así, quedó transparente, invisible en el aire,

tu juventud, la mía y la de nosotros,

cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.***

En Antologías y “ Diario de los poetas” Marzo 2010





RENACIMIENTO


SOL…Y LA PRIMAVERA CARCAJADA DE PÉTALOS

DONDE LAS HUELLAS Y LAS SOMBRAS SE ENTRETEJEN

PARA ACUNAR A LOS CACHORROS EN SU CANASTA DE FLORES.

LUEGO EL VERANO, SOPA DE MILAGROS

COSMOS CEGADOR, BRILLANTE, PIEL EXTREMA, VIENTRE ÁVIDO,

CLÍMAX DE LA VIDA.

OTOÑO, MADUREZ DORADA, ÉPOCA DE NOSTALGIA.

AL VOLVER LA CABEZA VEMOS EL LARGO CAMINO RECORRIDO,

FUE ARDUO, VIBRANTE, ESPERANZADO.

OTOÑO ES LA HORA DEL LLANTO DE LAS HOJAS.

SE AVIZORA EL INVIERNO, EL DESTINO SE VA CONGELANDO.







LOS CABALLOS

(En “ANALOGÍAS” DE SECRETARÍA DE CULTURA DE SAN MARTÍN DE LOS

ANDES).


Los caballos trotan...

Van dejando su huella, abriendo camino

pasaron sigilosos, asombrados

cuando el hombre dibujó sus primeros signos.

Siguieron trotando,

año tras año, siglo tras siglo

trota que trota...

En su derrotero descubrieron puentes,

castillos, catedrales, ciudades.

Los caballos siguieron trotando

y vivieron guerras y vivieron guerras,

Cruzaron la Antigüedad,

la modernidad y la post-modernidad,

siendo testigos de las maravillas

creadas por el genio del hombre,

vacunas, esculturas, poemas, colores, amores

y la sublime armonía de los ángeles, la música

Siguieron trotando, trota que trota...

Aterrorizados vieron hongos gigantes en el cielo

y juguetes maravillosos buscando la luna.

Siguieron trotando, trota que trota...

por campos minados de miseria y hambre

por cosmopolitas urbes de privilegios

y vivieron guerras y vivieron guerras.

En su largo viaje de agonía y éxtasis

presenciaron la extinción de aves,

peces, grandes mamíferos, árboles y flores.

Todo obra del hombre, todo obra del hombre.

Siguieron trotando..

pero van vislumbrando el final del viaje,

saben que verán siempre lo mismo,

el esplendor y la miseria, el altruismo y el egoísmo

y verán guerras y verán guerras...

FINAL Y PRINCIPIO DEL CICLO DE LOS DIOSES,

ALGÚN BROTE SOBERBIO RESISTE

PROVOCANDO EL RENACIMIENTO DEL UNIVERSO.



DATOS BIOGRÁFICO Y ACADÉMICOS DE ANA MARÍA MANCEDA EN "LETRALIA"


Escritora argentina (Tucumán). Estudió ecología en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata. Ejerció hasta su retiro la docencia a nivel secundario en geografía y biología en Neuquén, Patagonia Argentina, donde reside desde 1975. Es socia fundadora de la Fundación San Martín de los Andes. Coautora de El libro de los cien años (Fundación San Martín de los Andes, 1999) y de las obras teatrales Corramos, el escrache está a la vuelta (2004), Adelina prende un sahumerio y Los llamadores del viento (2005). Fue seleccionada para antologías de poesía y narrativa por la Editorial Minerva (Córdoba). Textos suyos han sido recogidos en diversas antologías como Analogías (Subsecretaría de Cultura de San Martín de los Andes, 2005), El río demorado (Editorial Dunken, 2006), Poetas y narradores contemporáneos (Editorial de los Cuatro Vientos, 2007) y Mensajeros literarios (Centro de Escritoras Nacionales; Córdoba, 2007). Recibió el 2º premio en Narrativa del Concurso Internacional de Editorial Novelarte (Córdoba, 2006). Ha publicado en revistas digitales como Isla Negra, Artesanías Literarias, Con Voz Propia, El Cuento Nuestro y Azul Arte (Uruguay), Poesía Palmeriana, entre otras.