POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Whitman en Rubén Darío, y en Garcia Lorca

Walt Whitman (soneto de Rubén Darío)



Rubén Darío (1867-1916), poeta nicaragüense,es considerado el padre del modernismo, dicho movimiento poético, se caracteriza por su ansia de salir de la realidad y del entorno cotidiano. Hay, por ello, incursiones a tiempos remotos con significado poético (como Grecia y Roma) y a rincones exóticos en un intento de huida a lugares más amables, más incitantes, de ahí la búsqueda de Oriente.

El lenguaje modernista podría definirse como lenguaje de los sentidos. En palabras de Octavio Paz:

"El modernismo se inició con una búsqueda del ritmo verbal y culminó en una visión del universo como ritmo"

"Azul" es la obra de un Rubén Darío jovencísimo, contaba con apenas veintiún años y sobre ella dijo el autor:

"Con todos sus defectos es de mis preferidas. Es una obra que contiene la flor de mi juventud, que exterioriza la íntima poesia de las primeras ilusiones y que está impreganada de amor al arte y de amor al amor"

Rescato un soneto dedicado a Withman (1819-1892) , el poeta norteamericano ejerció gran influencia en los modernistas (además de en Neruda, Borges, las películas de Chaplin como "Tiempos modernos" etc.) Cuando Darío escribe el poema siguiente, Withman ya tenía el aspecto físico de la foto (ésta es de 1887).

"En un país de hierro, vive el gran viejo,
bello como un patriarca, sereno y santo.
Tiene en la arruga olímpica de su entrecejo,
algo que impera y vence con noble encanto.

Su alma del infinito parece espejo;
son sus cansados hombros dignos del manto:
y con arpa labrada de un roble añejo,
como un profeta nuevo canta su encanto.

Sacerdote, que alienta soplo divino,
anuncia en el futuro tiempo mejor,
Dice el águila:"¡Vuela!","¡boga!" al marino,

y "¡trabaja!" al robusto trabajador.
¡Así va ese poeta por su camino
con su soberbio rostro de emperador!

........................
Federico Gracía Lorca, leyó a Whitman, y en Poeta en Nueva York 1940 le dedica "Oda a Whitman"

martes, 12 de noviembre de 2019

"No dejemos de hablar", de Ada Soriano, presenta José Luis Zerón, en Libreria Codx

Viernes 15 de noviembre a las 19.30 h, presentación de entrevistas a 19 poetas, presentado por Jos Luis Zerón con intervención de la autora Ada Soriano y el editor Juan José Martín Ramps, en librería Codex, de Orihuela

lunes, 11 de noviembre de 2019

El escritor villenense Pedro Villar Sánchez presenta su nuevo libro “Los espejos del agua”

El escritor villenense Pedro Villar Sánchez presenta su nuevo libro “Los espejos del agua”


Actualitat

Será en la Biblioteca Pública Miguel Hernández de nuestra ciudad el jueves 24 de octubre a las 20:30 horas.


Los espejos del agua es el nuevo libro de poesía que publica Pedro Villar Sánchez en la prestigiosa editorial Olé Libros, con el mar como fondo donde el poeta se reconoce en un espejo de miradas y nos acerca a las sensaciones que evoca el agua como símbolo de la emoción y la memoria. La portada es de la poeta y pintora Alexandra Domínguez y las imágenes interiores de Rosa María Marcillas y del propio autor.

La presentación se realizará en la Biblioteca Pública Municipal Miguel Hernández (Plaza de Santiago) coincidiendo con el Día Internacional de las Bibliotecas y contará como presentadora de excepción con Esther Abellán (poeta y actriz) y en la lectura de los versos será la también villenense Begoña Rodríguez (Directora del programa Conectados en la noche de Radio Aspe), quien pondrá su voz a los versos de Pedro Villar, acompañados a la guitarra por Pepe Cabanes y a la viola, Francisco Serra. Dos músicos y compositores excepcionales que han colaborado con Pedro Villar poniendo la música y la voz a sus textos en diversas ocasiones: Pepe Cabanes con El Orejón de Villena, El romance del mozo y el caballero, Florencio y el mendigo, etc. y Francisco Serra componiendo la música para orquesta a partir del libro Miguel Hernández en 48 estampas, que fue estrenada en Elche por la Joven Orquesta de la Universidad Miguel Hernández de dicha ciudad y dirigida por el maestro Francisco Serra.

Pedro Villar Sánchez, siempre vinculado al ámbito poético en nuestra ciudad, dirigió la revista de poesía Aljibe desde sus inicios en 1982 hasta el último número en 1986. Ha colaborado en programas de radio y recitales, y publicado reseñas de libros y artículos en revistas especializadas como Educación y Biblioteca o Zurgai. Participó como jurado en el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños en Ciudad de Méjico en 2008 y como autor invitado en el Encuentro Internacional de Escritores en la Región de los Ríos, Méjico 2016. Sus libros han sido publicados en España, Colombia, China, Estados Unidos, Méjico y Canadá. Este libro de poesía para adultos se une a sus publicaciones entre las que destacan en poesía: Desde la luz y la sombra, Universidad Popular (1991), Luz en el laberinto, Aguaclara (1995), Alimentando Lluvias, Diputación Provincial de Alicante (1997), El bosque de mi abecedario, Diálogo (2003), Los animales de la lluvia, Diálogo (2008), Tres veces tres la mar, El Naranjo, Méjico (2012), Miguel Hernández en 48 estampas, Amigos de Papel (2013), Doña nube y Don nubarrón, Enlace Editorial, Colombia (2016) y próximamente Las ranas saben cantar en Libre Albedrío. En cuento y narrativa destacan: Cuéntame, Fineo (2010), El pastor de nubes, Kalandraka (2012), Los sueños de Gaudí, Diálogo (2016) y Un doctor en medicina natural, Verbum (2018). Alguno de sus títulos han sido traducidos al inglés, catalán y chino.

Mariano Sánchez Soler y Esther Abellán Rodes presentan sus nuevos poemarios

NOVEDADES DE LA EDITORIAL FRUTOS DEL TIEMPO, EN SU COLECCIÓN LUNARA PLAQUETTE, EN 80 MUNDOS  

Mariano Sánchez Soler y Esther Abellán Rodes presentan sus nuevos poemarios

8/01/2019 - 
ALICANTE. La poesía es el género literario con más practicantes, muchos más que lectores, tal vez, pero también es el generador de una actividad cultural que sobrepasa los límites establecidos por la lectura silenciosa. Así, la poesía es el género literario más escuchado de todos, por delante incluso del teatro y sus lecturas dramatizadas.
Cada presentación de un libro de poesía se convierte en una performance de la palabra, en una comunión entre creadores, rapsodas y lectores/oyentes que lleva el hecho poético más allá del contexto de premios y círculos concéntricos que constituyen el ecosistema editorial de la lírica ahora mismo: raro es ver un volumen de poemas que no anuncie en su cubierta haber sido galardonado por tal o cual premio dedicado a la memoria de vates pretéritos.
En este caso serán dos los cuadernos de poemas que se encuentren con los lectores/oyentes el día 10 de enero, en la Librería 80 Mundos alicantina, dos poemarios antitéticos en su origen, versos de la pérdida uno, versos del encuentro el otro, a cargo de Mariano Sánchez Soler y Esther Abellán Rodes, respectivamente, pero que extrañamente se complementan en un diálogo del acompañamiento. Publicados por la ilicitana Frutos del Tiempo, dirigida por Javier Cebrián, llegan como los números 5 y 6 de su colección Lunara Plaquette-Cuadernos de poesía.
4º sin ascensor, de Esther Abellán, número 5 de la colección, exuda sensualidad y vitalismo, en un verso libre con escasa presencia de estrofas, como un torrente verbal de sensaciones cotidianas, mundanas, el vuelo de dos estorninos que caen en picado al unísono sobre las calles de una ciudad, generando un mapa privado de encuentros y paseos, de lugares y rincones:
El vértigo jugó con nosotros
y ahora, somos dos adictos
a la caída libre.
21 poemas que son 21 estampas en apuntes al natural que muestran el relieve todavía inconcluso de una fascinación, el juego de los amantes que deambulan todavía sin un horizonte fijado, que se aproximan en la penumbra y se reconocen.
La autora, nacida en Villena en 1971, formada en la Universidad de Alicante, es socia fundadora de la Asociación de Arte Multidisciplinar Mistium, con sede en València, y también fundadora del El Mundo de Calíope, asociación cultural dedicada al teatro, recitales de poesía, performances y talleres para el público infantil y adulto, así como co-directora y presentadora del programa radiofónico de poesía Conectados en la noche, de Radio Aspe.
Lágrimas de sombra, del periodista y novelista alicantino Mariano Sánchez Soler, y número 6 de la colección, reproduce las etapas del duelo en 14 poemas en los que domina el heptasílabo, combinado con el verso largo y libre, salvo en un breve y súbito poema como el aliento que se toma al emerger de las aguas en las que se ha estado sumergido, de título DE REPENTE:
Tras derramar
todas las lágrimas,
sin esperar,
de golpe, 
inesperadamente, 
se abre paso
 la vida.
Las dedicatorias que preceden a la primera etapa de las tres en que está estructurado este poemario, dejan poca duda del golpe vital que origina estos versos: Para Ana Paula, desde las lágrimas. In memoriam. / A Marina y Júlia, siempre. La pérdida de la mujer amada que me salva, el reconocimiento en la sonrisa de mis hijas emocionadas, pueblan un territorio íntimo que tras el dolor, se reencuentra en la memoria de los momentos compartidos, de la banda sonora irrenunciable de una vida:
Yo no descarto nada, solo tiemblo.
Cada día me digo al levantarme
que si lo intento puedo ser feliz,
sentir ese latido, avanzar en los besos,
y querer con locura, desbocado,
como en una canción de los Doors.
Sánchez Soler, nacido en Alicante en 1954, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense y Doctor en Historia por la Universidad de Alicante, ha ejercido el periodismo durante tres décadas, con una especial dedicación al estudio de la transición española y el franquismo, siendo uno de los mayores expertos en los entresijos y cloacas de ambos períodos, al tiempo que desarrollaba una intensa labor literaria, con más de treinta libros publicados, por los que ha recibido premios de la talla del Rodolfo Walsh de Literatura de No Ficción, el Francisco García Pavón de Narrativa, el L’H Confidencial de Novela Negra, el Premio de la Crítica Valenciana de ensayo o el Bruma Negra en 2017 por el conjunto de su obra. Sus cursos de creación literaria, novela negra y guión cinematográfico se encuentran entre los más demandados en la ciudad, recibiendo participantes de todas las latitudes.
 

sábado, 9 de noviembre de 2019

Presentación y crónica de “el beso eléctrico”, de Mariano Sánchez Soler, crónica de Ramón Palmeral en Diario de Alicante

Presentación y crónica de “el beso eléctrico”, de Mariano Sánchez Soler

El poemario “Para los que brillan con el beso eléctrico”, ECU, 2019, del poeta Mariano (perdón por la cacofonía) Sánchez Soler, escritor, poeta y sobre todo periodistas antifranquista, que yo llevaba entre el calor acogedor de mis muslos lacerados.


A las 19.45 hora local de Alicante en el monasterio del libro (librería Pynchon&Co) de la calle Segura 22, se dio inicio a la esperada presentación del poemario Para los que brillan en el beso eléctrico de Marino Sánchez Soler, por José Antonio López Vizcaíno, gestor de la Editorial ECU, que hizo una extensa presentación del currículum del autor, luego tomó la palabra Esther Abellán que hizo un brillante análisis del libro y que, además, es la prologuista del mismo, por último tomó la palabra Mariano que expuso con toda sinceridad que los poemas no iban destinados a ser publicados, pero su editor le echó valor y se los publicó. Luego hubo un recital de poemas libro por parte de poetas amigos como José Luis Rico (y otros), que lo hicieron muy bien en una sala cúbica con reverberación de dorada piedra vista como los monasterios románicos del camino de Santiago. Mariano puede estar contento por el calor que recibió de amigos y del público cubrió todos los asientos disponibles y la zona de los pasos perdidos, o pasillos, porque los hubo hasta la bandera según el argot taurino. Alba Ruiz, de ECU, hizo un amplio reportaje fotográfico para dar testimonio.
El redactor de estas improntas de notas, compró el libro a las 19 horas en el monasterio del libro de Pynchon&Co, siempre llega media hora antes a las presentaciones para tomar asiento en la tierra, al módico precio de 9 €, porque el libro pequeño de grosor pero matón, está encerrado en 81 páginas, índice como IVA aparte, con fotografías de Antonio Tiedra, en blanco y negro, de músicos de viejos roqueros.  La edición de ECU, es de una alta calidad de 21 X 30 cm., con la portada adornada por una foto de los pies de un guitarrista en deportivas, y entre su arcada de los pies un bote de aluminio de una bebida. Lo que da a entender por el charco de la tarima del escenario que es un roquero de los que sudan.
Así de pronto por asociación de ideas, se me viene a las neuronas que el “beso eléctrico” más que el beso de una amante es el beso del sonido una guitarra eléctrica, porque la música de aquellos roqueros era como un beso eléctrico en los oídos, que nos ponían los tímpanos como un bombo. El ruido de los conciertos era guay y vibraban en los guateques con un vaso triste de un cubata imbebible.
Con el libro en una bolsa de papel como las de embolsar uvas del Vinalopó, vi en la barra del bar del monasterio a Mariano, a Esther Abellán y a José Luis Rico. Me dirigí a ellos y, después de los saludos, le pedí a Mariano que me firmara el libro, tras departir algunos comentarios. Lo que me puso en la dedicatoria es ya asunto privado, entre nosotros, porque nos conocemos hace algunos años. Luego saludé a Juan A. Urbano, me senté junto a la poeta vallisoletana Pilar Galán, también saludé al hernandiano José Luis Ferris. En seguida se apararon las farolas como en el poema lorquiano de “La casada infiel” y empezó la función, o feria ambulante de los libros como debe ser.
Pero hablando del poemario Para los que brillan con el beso eléctrico, ECU, 2019, del poeta Mariano (perdón por la cacofonía), escritor, poeta y sobre todo periodistas antifranquista, que yo llevaba entre el calor acogedor de mis muslos lacerados. En el autobús de vuelta a casa lo saqué otra vez de su embolsamiento blanco de bolsa de uvas, donde habían metido el libro como un gran racimo, llamadas de Navidad, y antiguamente de embarque. Lo saqué con sigilo bajo la extraña mirada de algunos viajeros, y luego, ellos, siguieron atentos como búhos a sus Smartphone. En el trayecto de 20 minutos del bus metropolitano del número 3, a la Florida-Babel, me leí de un tirón el prólogo de Esther Abellán, que se nota que es amiga del poeta del que escribe «Mariano nos adentra en la ciudad como territorio de combate», porque el autor es en realidad un poeta de compromiso social, y, más cosas que eso lo debe descubrir el lector que compre el libro en el monasterio o en otra librería.

¿Qué se va a encontrar el lector?
Se va a encontrar un prólogo de 8 páginas donde con inteligente mesura nos cuenta el currículum de gran escritor y poeta que es Mariano Sánchez Soler (Alicante 1954), un obrero de sangre roja y atea, metido a periodista y profesor universitario. En el libro sobreviven 29 poemas como pueden. Citas de referencias musicales, muy de agradecer, y 11 fotografías artísticas de Antonio Tiedra. Pero sobre todo va encontrar recuerdos y emociones de un pasado cercano y que es nuestro.
He de confesar que todavía no me he leído (a conciencia) todos los poemas por falta de tiempo a esta hora de la mañana, pero ya caerá como caen las manzanas de Jorge, no de Newton, porque Jorge es mi tendero de marcadillo que es quien me las vende. Así de pronto, aparece un poema narrativo  titulado “Tren nocturno” romanizados en X partes, que destaco, sobre esos viajes de la voz poética (alter ego del autor) desde Alicante a Madrid en tren nocturno, eras joyas de trenes camas que, tanto juego dieron a la literatura azoriniana de otros tiempos sobre los caminos de hierros.
Los primero poemas, son a mí parecer hijos de la poesía automáticas surrealista pero entendible en los sentidos. Es que en realidad como decía el gran poeta checo Rainer Maria Rilke, «la poesía no se escribe para ser entendida sino para ser sentida», y es lo que me está ocurriendo al leer estos besos eléctricos, que uno percibe, con esa sensación de los años setenta con los ambientes de la célebre Movida, y de la apertura a los sentidos del destape y a la música roquera.
En fin, os dejo, querido lector, porque me tengo que poner a pintar unos cuadros surrealistas para vivir. Pero que sí, que os recomiendo la lectura electrizante, que no electrificada como una alambrada, de este poemario «sanchezsoleriano« que acaba de nacer con sorpresa y que hará ruido.

Ramón Palmeral
Escritor, poeta y pintor
Alicante, 8 de noviembre de 2019

jueves, 7 de noviembre de 2019

"Para los que brillan con el beso eléctrico" de Mariano Sánchez Soler, ECU, en librería Pynchon&Co

Para los que brillan con el beso eléctrico

9,50
A través de la fuerza, la sonoridad de las palabras, las metáforas y los símbolos, Mariano Sánchez Soler nos adentra en la ciudad como territorio de combate. Sin renunciar a la métrica y la rima, las prisas, el ruido e incluso la violencia se ensamblan para hacernos tomar conciencia de la fragilidad del ser humano.
Su poesía, el rock y las fotografías de Antonio Tiedra definen la banda sonora de su vida. Citas de Lou Reed, Van Morrison, Roger Waters, Pau Riba, Robe… y, por supuesto, Bob Dylan, se unen para dar relieve al inconformismo y al espíritu revolucionario que siempre acompañan sus palabras.
Para los que brillan con el beso eléctrico es un poemario incandescente que nos invade de metal, fuego y ceniza; que abre un diálogo de imágenes y soledad en llamas, de temblor, de voces, de abismos y asfalto rojo.
ESTHER ABELLÁN

Presentado el 7 de noviembre de 2019 en la librería Pynchon&Co 


José Antonio López Vizcaíno, Mariano Sánchez Soler y Esther Abellán

                                             En el público Ramón Pameral
            El publico llenó todos lo asientos y hubo personas de pie. Un éxito total
José Luis Rico, recitó poemas

Presentación y crónica de “el beso eléctrico”, de Mariano Sánchez Soler
El poemario “Para los que brillan con el beso eléctrico”, ECU, 2019, del poeta Mariano (perdón por la cacofonía) Sánchez Soler, escritor, poeta y sobre todo periodistas antifranquista, que yo llevaba entre el calor acogedor de mis muslos lacerados

Ramón Palmeral

 A las 19.45 hora local de Alicante en el monasterio del libro (librería Pynchon&Co) de la calle Segura 22,  se dio inicio a la esperada presentación del poemario Para los que brillan en el beso eléctrico de Marino Sánchez Soler, por José Antonio López Vizcaíno, gestor de la Editorial ECU, que hizo una extensa presentación del currículum del autor, luego tomó la palabra  Esther Abellán que hizo un brillante análisis del libro y que, además, es la prologuista del mismo, por último tomó la palabra Mariano que expuso con toda sinceridad que los poemas no iban destinados a ser publicados, pero su editor le echó valor y se los publicó. Luego hubo un recital de poemas libro por parte de poetas amigos como José Luis Rico (y otros), que lo hicieron muy bien en una sala cúbica con reverberación de dorada piedra vista como los monasterios románicos del camino de Santiago. Mariano puede estar contento por el calor que recibió de amigos y del público cubrió todos los asientos disponibles y la zona de los pasos perdidos, o pasillos, porque los hubo hasta la bandera según l argot taurino. Alba Ruiz, de ECU, hizo un amplio reportaje fotográfico para dar testimonio.
El redactor de estas improntas de notas, compró el libro a las 19 horas en el monasterio del libro de Pynchon&;Co, siempre llega media hora antes a las presentaciones para tomar asiento en la tierra, al módico precio de 9 €, porque el  libro pequeño de grosor pero matón, está encerrado en 81 páginas, índice como IVA aparte, con fotografías de Antonio Tiedra, en blanco y negro, de músicos de viejos roqueros.  La edición de ECU, es de una alta calidad de 21 X 30 cm., con la portada adornada por una foto de los pies de un guitarrista en deportivas, y entre su arcada de los pies un bote de aluminio de una bebida. Lo que da a entender por el charco de la tarima del escenario que es un roquero de los que sudan.
 Así de pronto por asociación de ideas, se me viene a las neuronas que el "beso eléctrico" más que el beso de una amante es el beso del sonido una guitarra eléctrica, porque la música de aquellos roqueros era como un beso eléctrico en los oídos, que nos ponían los tímpanos como un bombo. El ruido de los conciertos era guay y vibraban en los guateques con un vaso triste de un cubata imbebible.
Con el libro en una bolsa de papel como las de embolsar uvas del Vinalopó, vi en la barra del bar del monasterio a Mariano, a Esther Abellán y a José Luis Rico. Me dirigí a ellos y, después de los saludos, le pedí a Mariano que me firmara el libro, tras departir algunos comentarios. Lo que me puso en la dedicatoria es ya asunto privado, entre nosotros, porque nos conocemos hace algunos años. Luego saludé a Juan A. Urbano, me senté junto a la poeta vallisoletana Pilar Galán, también saludé al hernandiano José Luis Ferris, y a la poeta Carmina Seva Aklemay. En seguida se apararon las farolas como en el poema lorquiano de “La casada infiel” y empezó la función, o feria ambulante de los libros como debe ser.
Pero hablando del poemario Para los que brillan con el beso eléctrico, ECU, 2019, del poeta Mariano (perdón por la cacofonía), escritor, poeta y sobre todo periodistas antifranquista, que yo llevaba entre el calor acogedor de mis muslos lacerados. En el autobús de vuelta a casa lo saqué otra vez de su embolsamiento blanco de bolsa de uvas, donde habían metido el libro como un gran racimo, llamadas de Navidad, y antiguamente de embarque. Lo saqué con sigilo bajo la extraña mirada de algunos viajeros, y luego, ellos, siguieron atentos como búhos a sus Smartphone. En el trayecto de 20 minutos del bus metropolitano del número 3, a la Florida-Babel, me leí de un tirón el prólogo de Esther Abellán, que se nota que es amiga del poeta del que escribe «Mariano nos adentra en la ciudad como territorio de combate», porque el autor es en realidad un poeta de compromiso social, y,  más cosas que eso lo debe descubrir el lector que compre el libro en el monasterio o en otra librería.

¿Qué se va a encontrar el lector?
Se va a encontrar un prólogo de 8 páginas donde con inteligente mesura nos cuenta el currículum de gran escritor y poeta que es Mariano Sánchez Soler (Alicante 1954), un obrero de sangre roja y atea, metido a periodista y profesor universitario. En el libro sobreviven 29 poemas como pueden. Citas de referencias musicales, muy de agradecer, y 11 fotografías artísticas de Antonio Tiedra. Pero sobre todo va encontrar recuerdos y emociones de un pasado cercano y que es nuestro.
He de confesar que todavía no me he leído (a conciencia) todos los poemas por falta de tiempo a esta hora de la mañana, pero ya caerá como caen las manzanas de Jorge, no de Newton, porque Jorge es mi tendero de marcadillo que es quien me las vende. Así de pronto, aparece un poema narrativo  titulado "Tren nocturno" romanizados en X partes, que destaco, sobre esos viajes de la voz poética (alter ego del autor) desde Alicante a Madrid en tren nocturno, eras joyas de trenes camas que, tanto juego dieron  a la  literatura azoriniana de otros tiempos sobre los caminos de hierros.
Los primero poemas, son a mí parecer hijos de la poesía automáticas surrealista pero entendible en los sentidos. Es que en realidad como decía el gran poeta checo Rainer Maria Rilke, «la poesía no se escribe para ser entendida sino para ser sentida», y es  lo que me está ocurriendo al leer estos besos eléctricos, que uno percibe, con esa sensación de los años setenta con los ambientes de la célebre Movida, y de la apertura a los sentidos del destape y a la música roquera.
En fin, os dejo, querido lector, porque me tengo que poner a pintar unos cuadros surrealistas para vivir. Pero que  sí, que os recomiendo la lectura electrizante, que no electrificada como una alambrada, de este poemario «sanchezsoleriano« que acaba de nacer con sorpresa y que hará ruido.

Ramón Palmera
La Florida-Babel 08-11-2019


miércoles, 6 de noviembre de 2019

Exposición en Crevillente sobre Daniel Jiménez de Cisneros, 18 de noviembre a las 20 horas

                         Centenacio trabajos de síntesis sobre la Sierra de Crevillente (1919-2019)



Presentación del poemario de Mariano Sánchez en Pynchon&Co, 7 de noviembre 2019

Contenido exclusivo para suscriptores
El rock poético de Mariano Sánchez

El rock poético de Mariano Sánchez

El autor reivindica la música que le hace vibrar en Para los que brillan con el beso eléctrico, que presenta en Pynchon&Co

El autor ya lo advierte: «Quienes esperen poemas intimistas se van a desilusionar porque voy con poesía dura y con la guitarra eléctrica». Mariano Sánchez Soler (Alicante, 1954) presenta mañana 7 de novimbre a las 19.30 horas en la librería Pynchon&Co su nuevo poemario, Para los que brillan con el beso eléctrico, un homenaje a la música que le ha hecho «vibrar» durante décadas y a quienes le han puesto los pelos de punta con historias contadas guitarra en mano. «Mientras la mayoría de mis compañeros eran seguidores de autores de la generación del 50, yo estaba con Bob Dylan y con el rock and roll ... ese tipo de cosas», confiesa en el prólogo escrito por Esther Abellán este escritor, cuya obra navega por igual entre ensayos sobre Franco, la novela negra, la crónica periodística o, como ahora, la poesía.
La suya, reclama, es una poesía social, que dejó aparcada en sus obras anteriores Desprendimiento y Lágrimas de sombra, y a la que ahora regresa en Para los que brillan con el beso eléctrico (ECU). «Mi temática siempre ha sido esta, la poesía social, y quería retomar ese discurso urbano de asfalto y generacional, para hablar del mundo e intentar agitarlo, que cuando los demás lo lean, sientan cosas y vean que no ando preocupado por mi alma sino por la vida», explica, tras señalar que también «quería volver a mis referentes musicales», desde Robe (Iniesta) hasta su admirado Dylan, «e intentar trasladar el mensaje poético que nos han dado estos rockeros y cantautores de los que he bebido, porque creo que hay canciones que son verdaderas piezas literarias y a ellos reivindico en este homenaje».
Las citas a Ray Davis, Van Morrison, Roger Waters o Jim Morrison se entremezclan con imágenes de Robert Fripp, Lou Reed, Mick Jagger y Keith Richard, Steve Windwood o Pau Riba, en fotografías originales de Antonio Tiedra, que acompañan a versos con encabezamientos como Blues con rabia, Canción suburbana, Tren nocturno o Rock and roll.
Mariano Sánchez Soler afirma que siempre ha sido un rockero, «pero rockero intelectual, ¿eh? –apostilla entre risas– siempre buscando el fondo del asunto». En la presentación de mañana no faltará ni la imagen ni la música, aquella que conforma la banda sonora de su vida.

domingo, 3 de noviembre de 2019

Primordial en la obra de arte, por Pedro Ortiz, pintor y crítico de arte


Hacer clic para aumentar de tamaño

Pedro Ortiz, dirige la Tertulia de Arte los jueves en Centro de Arte de Alicante (Asociación de Artistas Aliantinos 18.30 h.) Entrada Libre