POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

martes, 23 de julio de 2013

Virginia Hernández joven escritoria de Villena (Alicante).

«Escribo para influir en las personas, no para ganar premios literarios»
mariví pardo 23.07.2013 | 05:15 /Información


No es la primera vez que Hernández logra el primer galardón en un concurso literario. Lleva presentándose a ellos desde los diez años y en doce certámenes ha logrado colarse como primera clasificada o finalista.

¿De dónde proviene esta afición?
De mi madre. Ella lee mucho y me inculcó su afición por la lectura y por la escritura. También me ha ido buscando los mejores concursos a los que presentarme.
Además de tu afición por la escritura, estudias odontología. ¿Tienen algo en común dos disciplinas tan diferentes?
Todo tiene que ver. La literatura es mi afición y con la odontología busco mi carrera profesional.

¿No has pensado en la literatura como profesión?
Lo veo muy complicado porque tienes que ser muy buena para destacar. Con los estudios en odontología quiero asegurarme una profesión de futuro. Si luego se me plantea algún proyecto con la escritura, lo podremos tomar con tranquilidad.

¿Qué escritores son los que más te han influido?
Laura Gallego. El primer libro con cierta entidad que leí fue de ella y me gustó mucho. Con Gallego comparto la afición por la Ciencia Ficción, género que me gusta leer y escribir. También me apasiona la literatura de Carlos Ruiz Zafón y sobre todo su libro, La sombra del viento.

¿Con qué concurso literario sueñas?
A cualquier escritor le gustaría ganar el Planeta. Un premio de esta categoría puede catapultar la carrera de un literato. Pero hay que tener en cuenta que escribir relatos no es ganar concursos. El objetivo principal es poder influir en las personas.

Entonces, ¿por qué esa afición por presentarte a los concursos literarios?
Para mí es una manera de volver a escribir, de tener una meta para acabar el relato. Es una forma de no caer en la pereza. Con cada concurso me reinvento y es, sin duda, un incentivo para mejorar.