POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

domingo, 14 de julio de 2013

"Mujer roca" de Amparo Muñoz

MUJER, ROCA

(La Peineta, en Mónsul, Cabo de Gata,. Almería)


........../0/.........
¿Dónde van las palabras que no dice?
¿Las que tan celosamente guarda dentro?
¿Donde se clava su mirada perdida?
¿Hay peor vacio que el frío que siente?
¿Es quizás la tristeza su amante secreta?
Está atada a ella por sogas y a cada intento de escapar le rasga la piel
Convivirá al final sólo con su esqueleto y aún así seguirá abrazada a ese espectro
Cierra las puertas, cierra los ojos, endurece su corazón
No, no, no, no, no
Sólo es un cuerpo, una estructura, una carcasa
No sangra, no hay sangre
No hiere, no hay herida
No miente, no hay mentiras
No se queja, no hay dolor
No llora, no hay lágrimas
No muerde, no hay mordiscos
No habla, no hay silencio, no hay discurso
Sólo hay furia contenida, jauría de fieras, harpías rabiosas
No necesita nada
No, no, no, no, no
Un latido, una coexistencia, un suspiro
Se revuelve inquieta
Su cama le quema y se abre su vientre
Desgarrada pare fuentes, donde ahoga las penas
Sale el sol, sale fuerte
Huele a aire su humo
Se marchitan las azaleas
Se manchan las ilusiones
Maga, bruja, hechicera
Hierbas, enredaderas que envuelven su soledad
Piedras desgastadas, piedras
Piedra es esta mujer
En medio del agua pelea
Lucha por detener al viento
Y se convierte en arena
Arena que pisan sus pies
Pies descalzos, manos lentas
Lenta pulcritud del cielo
Que hasta sus nubes despeja
Fuertes luchas. Oleajes
Hasta bajar la marea
Y todo se detiene pues todo tiene sentido
Porque este no es su fin
Ni tampoco su principio
Y en medio de su vida está
Colgada de un precipicio por sortear entresijos
No, no, no, no, no
Y sale victoriosa siempre
Se rebela  a su sino
Y sonríe y es mujer feliz
Ella es una guerrera
Sobreviviendo para sí
Decidida a llegar a su meta
Y crecer un poco más abierta para desnudarse entera
Así es como la siento yo
La mujer, la dama, la princesa
Mujer que ganó tormentas
Atormentada mujer
Mujer rompiendo cadenas
Si, si, si, si, si