POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

lunes, 24 de octubre de 2011

LA ADULTERA Y EL LIBRO DE JESUS

LA ADULTERA Y EL LIBRO DE JESUS*

Sn. Juan, 8, 1-11.-
A José Antonio German , Profesor en Letras.-

Lo imagino –diría que lo veo-
prodigando a los pobres la cadencia
de la parábola por toda ciencia,
en el Templo, ignorando el ajetreo

y los afanes. Pero el fariseo
lo interrumpe sin pizca de inocencia.
“Maestro, que me ilustre tu sapiencia;
esta mujer, ¿merece el apedreo?

(El Nazareno agacha la cabeza
reposando en un puño la barbilla
y con la diestra, hincando la rodilla,
escribe aparentando ligereza)
“Quien no pecó, que arroje la primera
piedra”, dice a la turba justiciera

incorporándose. Después se inclina
en silencio, cual si estuviera ausente,
volviendo a su escritura ante la gente
que, anonadada, no se determina

a cumplir con la ley. Una cortina
se ha rasgado ante todos. Mansamente,
uno a uno, con gesto penitente,
dejan caer la lápida asesina.

El dedo de Jesús trazó en el suelo
palabras, sílabas o letra arcana,
en día de furor y desenfreno.
Para nos, la esperanza y el consuelo
de que por Su naturaleza humana
haya escrito: “Ni juzgo, ni condeno”.

Gustavo Rubén Giorgi, en Zárate, a 8 de febrero y 15 de marzo de 2011.-
*Con su habitual agudeza Borges ha observado que Jesús, como el Buda, fue un maestro oral. Este poema es una glosa a la única escritura Suya de que tengamos noticia, según cuenta el Evangelio de Juan.