POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

viernes, 28 de noviembre de 2014

El poemario "Ahora solo bebo té" de Andrés Catalán, es un bodrio.

   
   "Ahora solo bebo té" poemario de Andrés Catalán (Salamanca, 1983), que ha ganado el XIV Premio de Poesía Emilio Prados. Diputación Provincial de Málaga, Centro Cultural de la Generación del 27, es a mi entender es un bodrio infumable. A pesar de que es un Premio Internacional de Poesía Emilio Prados para menores de 35 años, no le encuentro nada de poesía conceptual, no de poesía pura, ni impura ni "última frontera" con lo que se llama hoy poesía total.
     No sé que han podido ver el jurado en este ladrillo color crema de imprenta. Y que conste que no  conozco a  Andrés Catalán, ni al jurado compuesto por Pablo García Baena, Carlos Navarro Marzal, José A. Mesa Toré, Álvaro García López y Manuel Borrás Arana.
     Suele pasar en esto de los concursos de poesía como en los de pintura, que el jurado para no pasar por "catetos del Almogía", seleccionan las obras más infumables posibles, para el que humo perfumado del papel enturbia la vista del lector.
     Me gustaría saber si este jurado a leído al abate Henri  Bremond que escribió en 1926: "Ante todo y sobre todo hay lo inefable, estrechamente unido por lo demás a esto y aquello. Todo poema debe su carácter propiamente poético a la presencia, a la irradiación, a la acción transformante y unificante de una realidad misteriosa que denominamos poesía pura". A lo que Gilber Azam de la Universidad de Toulouse en su comentario sobre poesía pura escribió "Ser y estar en la poesía pura", escribe:  "Claro está que estas frases parecen ser un escape, y que constituyen al menos una renuncia a la definición. Lo poético, según Brémond, se revelaría en este rarificado aire espiritual y en este vacío de la significación. La poesía en efecto puede ser inmediatamente captada y, para hablar con rigor, le es innecesario el sentido inteligible".

     Andrés Catalán con una simple omisión del acento en "solo" del título, pretende hacer una licencia o revolución estética de la poética, pues nos deja en dudas si ahora bebe solamente té o toma té solo, sin azúcar, hierbabuena o en compañía de otra persona. Lo que sí suele repetir con frecuencia en la palabra nominal "taza roja", al menos lo toma en taza y no directamente de la tetera.
     He apreciado con cruel asiduidad faltas ortográficas en los textos publicados en libros, y me refiero a la locución adverbial "tan sólo", que lo escriben si acento en la "ó", lo cual transforma su sentido, ya que si se escribe "tan solo", significa que está solo, sin compañía o  que tiene solo esas monedas". A mí sí me importa este acento, cuando no lo veo en su lugar me chirría a la vista como un fluido inaprehensible.
    Pero en fin, hablando de poesía que no es literatura sino sentimientos y conceptos expuestos para que la mente componga una conclusión y sus imagen. "Ahora solo bebo té, no es un libro afortunado, según mi parecer, puesto que ni entiendo ni percibo sensaciones tras la detenida lectura.

 Ramón Palmeral