POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

lunes, 14 de abril de 2014

Carlos Pranger publica textos inéditos de Gerald Grenan.

Publican textos inéditos de Gerald Brenan sobre la Primera Guerra Mundial

josé l. picón | málaga 14/04/2014
El hispanista británico Gerald Brenan contempló con horror e incomprensión la destrucción y la muerte causadas por la I Guerra Mundial y lo plasmó en una serie de textos, muchos de ellos inéditos, que han sido reunidos ahora en un libro por la editorial andaluza Confluencias.
La primera parte son los llamados Diarios de la Gran Guerra, en realidad «fragmentos de cartas y de anotaciones de Brenan en el frente», señaló en una entrevista Carlos Pranger, prologuista y traductor del libro, y albacea del legado del hispanista. A partir de su trabajo con este material, Pranger comenzó a investigar si Brenan, además de lo que había escrito en su autobiografía, tenía otros textos sobre la I Guerra Mundial. Fue entonces cuando halló la segunda parte del volumen publicado por Confluencias, Relato de un superviviente, una descripción más pausada de sus vivencias en la Gran Guerra. «Consideré que serían dos textos que se complementarían muy bien, uno muy fragmentario, el de las cartas, y otro más cohesionado que es una especie de resumen general, el Relato de un superviviente», apuntó Pranger. En esos textos se observa a un Brenan que muestra «incomprensión hacia la guerra y también está en proceso de incomprensión consigo mismo, porque se siente desubicado en el mundo, no sabe hacia dónde debe dirigirse y chocan esas dos incomprensiones y esos dos horrores».
No era un juego
«Brenan formaba parte de una generación de jóvenes ingleses que pensaban que el mundo era un sitio de color de rosa, donde todo era muy seguro y muy fiable. Pensaban que ir a la guerra era como un partido de fútbol y se encontraron con las trincheras, los gases, los obuses y la muerte», resaltó el traductor y autor del texto introductorio y de notas «para facilitar la lectura y la comprensión». También considera Pranger que Gerald Brenan ofrece, especialmente en los Diarios de la Gran Guerra, una «mirada muy íntima y personal sobre sí mismo, porque escribe sin ningún tipo de cortapisas», es una lectura «que no deja indiferente».