POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

domingo, 18 de febrero de 2018

Textos recuparados. De la revista digital "Como el Rayo". Ana María Manceda

COMO EL RAYO
1
La revista digital “COMO EL RAYO”,
presenta el poemario de:
Ana María Manceda
Buceando en el
infinito
Los trabajos no pueden ser reproducidos por ningún medio o
técnica informática sin permiso de los autores:
Texto: Ana María Manceda.
Ilustraciones. Palmeral.
COMO EL RAYO
2
NOTAS PARA UN PRÓLOGO
Ana María Manceda es una poeta de larga trayectoria en el ejercicio del verso y
el sentir, posee una vitalidad y una capacidad de fabulación y metáforas que nos
apabullan, que, sigilosamente nos arrastra hacia su mundo interior y espiritual con
una fuerza invisible que alcanza cotas de lirismo difícil de emular .
Para titular este ramillete de 10 poemas seleccionados (es una suerte que nos
hayan llegado a la revista “Como el Rayo”), he usado el título del primero de ellos
«Buceando en el infinito», que sin duda alguna es una síntesis del poemario, donde
descubrimos la arista del «poeta encerrado», porque todo poeta se encuentra
encerrado en su cárceles interiores, en sus moradas de las que hablara Santa
Teresa de Ávila. A veces la inquisición de la palabras es un pretexto para confesar
lo inconfesable y llevarnos de la mano por mundo nuevos.
Mancera tiene versos bellísimo, que sólo el alma desnuda de una poeta de
verdad puede llegarnos a la ciudad de los inmortales de Borges, geometría del aire
que rompen sus locos pájaros de la noche (poema 5) que es una maravillosa
transición hacia lo invisible. Nos hablará de silencios y de las sirenas, de bellos
caballos (yo me he permitido traer al escenario poético una yegua blanca, el más
destacado color de los caballos andaluces), y de locos pájaros. A la vez el alma
diamantina de la poeta se rebela contra la falta de un amor verdadero, y «el temido
llanto asoma» (v.18, poema 2), a veces sus palabras crujen con voz propia « El
poeta encerrado jugaba a descubrir el sol » (v.1, poema nº 1). Usa la sinestesia
como en «pinten de colores sonrisas universales » (v.17 poema nº 3), porque sus
versos son recursos para hablarnos al oído con palabras de amor, de invisibles
seres o entes como el «agua leona del río» (v.10, poema 8), o del sufrimiento de la
madre transparente, son sus versos que «quieren derretir la lava seca y fría» (V,14,
del poema nº 3). Poco a poco, ella nos lleva por sus versos hasta el número 10 y
último «La gota» para prendernos entre los cristales de infinito y maravilloso
prisma.
En definitiva, a mí me ha dejado extasiado, yo podría muy bien compararla con
Gabriela Mistral o con algunos versos de Rubén Darío en «Azul» pero las
comparaciones son odiosas, creo que Ana María tiene luz propia y ya sus
abundantes éxitos lo demuestran.
Con esta breve nota y, desde la revista COMO EL RAYO, invitamos a los
lectores a una lectura de este poemario que ha sido un feliz hallazgo y un
afortunado regalo.
El director:
Ramón Fernández Palmeral
COMO EL RAYO
3
1
BUCEANDO EN EL INFINIT0
POEMA SELECCIONADO PARA ANTOLOGÍA. EDITORIAL DUNKEN. “EL RÍO
DEMORADO” .BUENOS AIRES.2006
El excéntrico millonario lo raptó. El poeta encerrado jugaba a descubrir el
sol en la ostentosa pintura de las paredes de la cárcel, sus lágrimas
brillaban con el reflejo. El cuaderno y una lapicera eran sus únicas
posesiones, ni un libro, tremenda tortura.
En las páginas debía escribir todo lo que sabía del infinito.
Escribió sobre pájaros, sobre vientos ¿Hasta dónde llegaban sus sonidos?
¿El amor rozaba sus fronteras? ¿ Existirían los arco iris en ese sin fin?
Se expandió con su conciencia y con el universo.
Escaló montañas virtuales para observar desde la mágica altura
la pequeñez real de la existencia.
Se sumergió en las entrañas de la tierra para viajar junto al magma
que se desplazaba sobre la superficie,
buscando en cada partícula algún indicio del misterio.
Solo descubrió las rocas que engendraban el planeta.
El sueño era bendecido cuando su mente agotada dejaba de pensar.
El tiempo dado para explicar lo abstracto llegaba a su fin.
Creyó estar cerca de terminar su obra cuando se compenetró en la
violencia,
en el sufrimiento de las madres ante la pérdida de sus hijos,
ante la injusticia social que veía en el mundo, sufrió tanto que no pudo
escribirlos.
El día del último encuentro llegó. El secuestrador entró en su celda, era
repugnante, su abdomen promiscuo se adelantaba soberbio a su cuerpo.
Sus ojos eran dos huecos vacíos si no fuera que dispersaban algunos
destellos inciertos. El poeta sabía de su muerte, se acercaba, estaba
sentenciado.
Ante la pregunta si había llegado a la explicación del infinito respondió.
Sí, pero no tengo una sola respuesta, una está en la búsqueda que he
vivido en estos días de encierro, la otra en su ignorancia, en su triste e
infinita ignorancia.
COMO EL RAYO
4
2
EL AELETEO DE LA MARIPOSA
(La nostalgia desde el punto de vista del la Teoría del Caos)
MENCIÓN DE HONOR CONCURSO INTERNACIONAL
EDIT.NOVELARTE(CÓRDOBA. ARGENTINA) 2006 . EN ANTOLOGÍA “ ARTE
EN TRES TIEMPOS”
Creí que estaba en reposo la nostalgia,
pero en algún lugar del universo
aleteó una mariposa.
Como un río viajando por su cauce,
la mente esculpida a cada instante
timonea emociones en la rutina.
El caos acecha transparente,
lo simple se vuelve complejo
lo equilibrado comienza el desorden ,
lo invisible se presenta inexorable.
Porque la nostalgia es perversa, parásita, seductora.
Omnipresente, se mezcla con el flujo de la sangre,
con el aire que inspiramos.
El bello paisaje se cubre de neblina,
la música escuchada proviene desde las sombras
y pinta las caras extrañas que deambulan por las calles.
entonces...
El poema es incipiente y el temido llanto asoma.
Creí que estaba en reposo la nostalgia,
pero en algún lugar del universo aleteó una mariposa.
COMO EL RAYO
5
3
HABLEMOS DE AMOR
(Poseía seleccionada para antología “Argentina en versos y presas” de
Ediciones Raíz alternativa) Edición en junio 2006. Buenos Aires.
Hablemos de amor…
Ligeramente, apasionadamente, como quieras
Hablemos, solo hablemos.
Ignoremos por un rato las miserias humanas.
Ignoremos por un rato la pobreza, los suicidios
Sobre todo los del alma.
Hablemos de amor…
De ese amor que nos permita
andar descalzos por la tierra y cobijados de piedad.
Hablemos de amor...
Mientras escuchamos la ligera melodía
que produce el temblor del planeta en su veloz viaje.
Hablemos de amor...
Recostándonos sobre la lava seca y fría
disimulada por hierbas y bosques.
Hablemos de amor...
Quizás aparezcan duendes mágicos
que pinten de colores sonrisas universales.
Hablemos de amor...
Quizás cuando nuestras miradas
Se bañen con gotas marinas
nos olvidemos del ligero temblor de la tierra
y vos y yo nos amemos apasionadamente
vos y yo nos amemos de tal manera
que pudiéramos derretir la lava seca y fría
que se esconde debajo de la hierba.
Por ahora solo hablemos... hablemos de amor.
COMO EL RAYO
6
4
LOS CABALLOS
(En “ANALOGÍAS” DE SECRETARÍA DE CULTURA DE SAN MARTÍN DE LOS
ANDES).
Los caballos trotan...
Van dejando su huella, abriendo camino
pasaron sigilosos, asombrados
cuando el hombre dibujó sus primeros signos.
Siguieron trotando,
año tras año, siglo tras siglo
trota que trota...
En su derrotero descubrieron puentes,
castillos, catedrales, ciudades.
Los caballos siguieron trotando
y vivieron guerras y vivieron guerras,
Cruzaron la Antigüedad,
la modernidad y la post-modernidad,
siendo testigos de las maravillas
creadas por el genio del hombre,
vacunas, esculturas, poemas, colores, amores
y la sublime armonía de los ángeles, la música
Siguieron trotando, trota que trota...
Aterrorizados vieron hongos gigantes en el cielo
y juguetes maravillosos buscando la luna.
Siguieron trotando, trota que trota...
por campos minados de miseria y hambre
por cosmopolitas urbes de privilegios
y vivieron guerras y vivieron guerras.
En su largo viaje de agonía y éxtasis
presenciaron la extinción de aves,
peces, grandes mamíferos, árboles y flores.
Todo obra del hombre, todo obra del hombre.
Siguieron trotando...
COMO EL RAYO
7
pero van vislumbrando el final del viaje,
saben que verán siempre lo mismo,
el esplendor y la miseria, el altruismo y el egoísmo
y verán guerras y verán guerras...
****************
COMO EL RAYO
8
5
LOS LOCOS PÁJAROS DE LA NOCHE . SAN MARTÍN DE LOS
ANDES. ARGENTINA.
Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa,
pero son estos locos pájaros
que deliran ante el eclipse de sol
desorientados,
responden al instinto de un sol escondido.
Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa
pero me llama el canto de las sirenas
que me esperan con lo más temido
el silencio.
Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa.
Pero creo acercarme al horizonte
y ahí, depositar mis esperanzas
sólo lo salpican mis lágrimas.
Hoy sé que por vagar en la noche
la noche no se vuelve hermosa.
Pero es mi viaje
no puedo enjaular a estos locos,
desorientados pájaros de la soledad,
ni evitar el canto de las sirenas
ni buscar el horizonte de la esperanza.
Es mi viaje.
COMO EL RAYO
9
6
PARA CACHO DE TANGO
SELECCIONADO PARA ANTOLOGÍA “ ARGENTINA EN VERSOS Y
PROSAS” DE EDITORIAL RAÍZ ALTERNATIVA. BUENOS AIRES.2006
Cacho...escuchando a Dolina hablar de tangos
recordé tus letras y tus cuentos. No dejes de tramar tus fantasías,
la nostalgia tanguera tiene un ritmo que nos hace bailar la humedad
porteña mientras cae la nieve en primavera.
¡ Dale! No te quedes Creá tus personajes en dos por cuatro,
hablá de musetas y de mimís,
de esquinas rosadas y calles empedradas,
Así soñamos todos..Que es cierto que Dios habita en Buenos Aires
que Gardel canta mejor y que Borges
desde un laberinto de nubes, soñando espejos,
describe a feroces malevos que miran despiadados a Piazzola
y se tocan el sombrero ante Discépolo.
Un farol, un hombre, una mina, el burdel,
el humo, el pernot, madreselvas en el patio
y un bulín mistongo refugiando a los amantes.
¡Dale Cacho! No te quedes...
¡El Sur está tan lejos! recuérdanos el agridulce sabor de la nostalgia
y ese olor a tango ... ese olor a tango que nos llega desde el puerto.
COMO EL RAYO
10
7
SOY TRANSPARENTE
MENCIÓN DE HONOR Y ANTOLOGADO PARA “JUNIN PAÍS” 2003.BUENOS
AIRES, ARGENTINA.
Soy transparente
no porque sea bella
etérea, luminiscente,
soy transparente
porque soy mamá
de un hijo adolescente.
El vaga por la casa
repartiendo de forma dadivosa
calzones, medias, zapatillas.
soberbia juventud sonámbula
no me ve, no me oye
pasa a mi lado
de figura de fantasma
dejándome la estela
del perfume a esperanza.
y se prende, mi amor
en ese aroma.
Yo sé
que estoy sembrando semillas
que germinarán
cuando él sea padre,
mientras tanto
desde mi transparencia
armo todo los días
este hogar de plantas
perros y gatos.
Soy transparente
tengo un hijo adolescente
pero sé
que en la historia de mi vida
esto es solo un rato.
COMO EL RAYO
11
8
QUEDÓ INVISIBLE EN EL AIRE
Eran los gorriones, los tilos y los azahares de los naranjos
pisoteados en las veredas. Aljibe de olores.
Y tu juventud, y la mía y la de nosotros.
Era el brillo del crepúsculo de la luna llena, explosiva
instigando a las hormonas, provocando a las arenas de la playa
a reflejar su luz ya reflejada,
y se burlaban los cabellos brillando más,
y los dientes nacarados, impúdicos,
se mostraban descarados con las risas,
cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.
Eran los asados en los elásticos de las camas turcas, los brindis,
y nosotros saltando en el aire con nuestras ilusiones
acariciando el cerebro.
Nuestras miradas titilando por un poco de humo en los ojos,
un compañero había llegado al principio del camino,
tenía un haz de arco iris en sus manos.
Era tu juventud, y la mía y la de nosotros,
chorros de vientos ocupando cada intersticio de la vida.
de esa ciudad, de esa época, de esa generación.
La sombra del hombre quebró la luz, no pudo quebrar
esas hebras de tiempo.
Aún, entre las tinieblas de los años diviso el pasado.
Es la vida, la vida suspendida en el cosmos,
la piel de mis dedos quieren acariciarla, no puedo
sí mis otros sentidos, que deshilachan, navegan el tiempo.
Así, quedó transparente, invisible en el aire,
tu juventud, y la mía y la de nosotros,
cuando el agua leona del río era un ancho desierto plateado.
COMO EL RAYO
12
9
GAIA:( Diosa tierra)
En Antología “Mundo Poético”Buenos Aires. Edit. Nuevo Ser.2003.

que vas navegando en el espacio
Gaia, dime
¿Podremos curar tus heridas
nosotros, que las infligimos?
Sé de tu fiebre, tu ahogo
producido
por la ingobernable
codicia humana;
El gas carbónico,
la lluvia ácida ,
la tala indiscriminada
de nuestros bosques,
la llaga gigante
de la capa de ozono,
la fatuidad nuclear,
la destrucción
del delicado equilibrio
que sostiene el tejido
de la biodiversidad.
Sobre todo Gaia
la insustentable
política ambiental.
Nacen muchos niños Gaia
que serán pobres,
eso es hambre, eso es enfermedad
ya no harán falta las guerras Gaia
la extinción será natural.
COMO EL RAYO
13
Tú sigues navegando en el espacio
azul y magnífica
herida de muerte.
Tu venganza no es dulce
nos arrastras con tus vientos
tus huracanes,
tus ríos enfurecidos.
Tus otrora cristalinas aguas
invaden los pueblos
con nuestras propias pestilencias.
El infierno íntimo quema los
frondosos bosques.
¡IGNORANCIA!
Arden la belleza y el oxígeno
arden las esperanzas
mueren especies inocentes.
No vale nada la vanidad
de nuestra intelectualidad.
Y tú sigues Gaia
tu majestuoso viaje
por el universo en expansión
sigues entre el polvo cósmico
junto a la Vía Láctea
tras el Sol,
por la oscuridad de la nada
hacia un destino iluminado
herida de muerte.
COMO EL RAYO
14
10
LA GOTA
Una gota cae de una hoja distraída
lo que importa es mi mirada
que sigue su caída inexorable.
La luz, milagro de veloz materia
en el universo vacío, la enciende
y se prende en ese finito prisma
mi vida.
Con ella van cayendo mis glorias y miserias.
Creo entrever microscópicas lágrimas.
¡Cuánta pasión vivida!
Goce de existir mirando la gota
en su caída.
Aún no llega al suelo dorado.
Alfombra de otoño,
le queda un espacio de misterio
que mis sentidos deben descubrir.
Aquí estoy, suspendida en el tiempo,
rozando la alfombra dorada
bebiendo cada instante de la hoja que cae.
No me correré, aquí la espero
COMO EL RAYO
15
Currículum de ANA MARÍA MANCEDA
ANA MARÍA MANCEDA es Escritora de San Martín De Los Andes. Patagonia
(Argentina).
Nace en Tucumán, Argentina... Desde el año de vida vive en La Plata, estudia
Ecología en la Universidad Nacional de La Plata. Hace treinta y tres años vive en
la Patagonia Argentina( SAN MARTÍN DE LOS ANDES). Realizó trabajos de
investigación como docente de nivel secundario en las cátedras de Geografía y
Biología. Coautora del “ LIBRO DE LOS CIEN AÑOS”, HISTORIA,
GEOLOGÍA, ANTROPOLOGÍA, GEOGRAFÍA, EDUCACIÓN DE SAN
MARTÍN DE LOS ANDES ( PREMIO ESPECIAL DE EDITORES
ARGENTINOS) ( 416 PÁGINAS). Hace ocho años participa públicamente en
literatura. Seleccionada con Mención de Honor y primeros premios para diversas
antologías por certámenes convocados a nivel nacional e internacional en poesía y
narrativa( EN FORMA CONTÍNUA DESDE EL AÑO 2000 ). Integrante de
REMES ( Red Mundial de Escritores en Español) , DE SEA ( SOCIEDAD
ESCRITORES de ARGENTINA) Y de POETAS DEL MUNDO. Participa en
diversas revistas literarias por Internet: LETRALIA (REVISTA DE LOS
ESCRITORES HISPANOHABLANTES), ISLA NEGRA ,CIUDAD DE
MUJERES. AZULARTE. ARCHIVOS DEL SUR. ARTECOMUNICARTE.
POLSEGUERA(ESPAÑA). ARTESANÍAS LITERARIAS .YO
ESCRIBO.COM. FUNDACIÓN AZARA (ECOLOGÍA)CON VOZ PROPIA,
REVISTA REMOLINOS( PERÚ). REVISTA ALMIAR (MADRID)
HEREDEROS DEL CAOS ( SAN FRANCISCO
.CALIFORNIA).LITERATURISMENA( FRANCÉS-ESPAÑOL)
NARRADOR.ES( España).POEMARIA.COM. LA PÁGINA DE LOS
CUENTOS. OLERKI POESÍA. ES
BLOG: ESCRIBIRTE. COM .AR EL ALETEO DE LA MARIPOSA
Mail : amtaboada@smandes.com.ar
Revista COMO EL RAYO