POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

sábado, 23 de enero de 2010

Qué buen maestro es el dolor



Dolor y besos en la desesperada vida.
Los besos enseñan a amar y el dolor a vivir
rescoldo de recuerdo entre rejas.
Vivir en dolor de besos y besos doloridos

Recuerdos en colores, dolores vividos.
Enseñanzas del pasado, nada queda,
nada resucita, todo es luto y toro.
Todo el mar es toro negro grande.

Con el dolor vivo entre rejas de nervios,
esos nervios que se colorean con pellizcos o
con una obediencia ciega, yo te sigo,
sigo a los peritos de batas blancas,
que suelen vender esperanza y mientes como actores.

Sin esperanza, sigo y sigo el hilo de la fiebre
el sufrir de segundo a segundo -atado estoy-
atado al mulo, a la muleta estoy preso.
A la sombra del mundo
de ciegas y atoradas esperanzas.

Aunque tengo el corazón desquiciado.
Todo me duele menos la esperanza,
menos los proyectos, menos la risa,
la constancia, y el propósito de ser libre,
libre dentro de mí mismo.

El dolor te obliga a buscar refugio, donde sea, en el fuego mismo,
Amigos leales –quedan pocos-, otros se fueron quizás uno
se convirtió en un egoísta y ciego en su yo
y en su propio dolor y besos desangeladas.
El dolor y el sufrimiento te hacen ser humilde
y sobre todo te acercan a Dios.

El dolor siempre te enseña, que buen maestro es el dolor.


Por Ramón Palmeral. Leído en el Casino de Alicante (Espejo de Alicante)