POESIA PALMERIANA

Los poetas somos como los leones, después de que nos disparen podemos lanzar nuestras garras. Página administrada por el poeta Ramón Palmeral, Alicante (España). Publicamos gratis portadas de los libros que nos envían. El mejor portal de poetas hispanoamericanos seleccionados. Ramón Palmeral poeta de Ciudad Real, nacido en Piedrabuena.
Contacto: ramon.palmeral@gmail.com

lunes, 29 de febrero de 2016

Rubén Darío 2015 de Poesía

El cubano Sergio García Zamora gana el Rubén Darío 2015 de Poesía

Redacción

Viernes 26 de febrero de 2016
Sergio García Zamora
El autor recibirá el galardón en julio en la ciudad de Managua.

El poeta cubano Sergio García Zamora es el ganador del Premio Internacional de Poesía Rubén Darío 2015, que está dotado con 5.000 dólares y la publicación del poemario ganador, según anunció ayer jueves 25 de febrero el licenciado Luis Morales Alonso, codirector general del Instituto Nicaragüense de Cultura, entidad que convoca el premio.
García Zamora (Esperanza, 1986) es uno de los más activos poetas de la llamada Generación 0. Graduado de filología por la Universidad Central de Las Villas, ha publicado más de diez libros en diferentes editoriales cubanas y extranjeras.
Ha ganado varios premios literarios, entre los que se destacan el Premio de Poesía Eliseo Diego, Regino Boti, Fundación de la Ciudad de Fernandina de Jagua, Emilio Ballagas, Manuel Navarro Luna, Fundación de la ciudad de Santa Clara, José Jacinto Milanés y Digdora Alonso, entre otros.
Su poemario Pabellón de caza, publicado por la editorial Sed de Belleza, mereció el premio La Puerta de Papel. Para la 25ª edición de la Feria Internacional del Libro de La Habana, presentará en Santa Clara el poemario Perro que aúlla, publicado por la editorial Capiro.
En Letralia se pueden apreciar sus trabajos “El Guillén que debemos apreciar”, publicado en febrero de 2013, y “Los encantadores oficios de un hombre discreto y los discretos oficios de un hombre encantador”, sobre el libro El discreto encanto de los oficios, de Arístides Vega Chapú, publicado en marzo de 2014. Además, en mayo de ese año publicamos algunos poemas de su libro Las espléndidas ciudades, que en 2012 obtuvo el Premio Eliseo Diego de Poesía.
El premio Rubén Darío 2015 le será entregado a García Zamora en julio en la ciudad de Managua.
Fuente: Radio CMHW

viernes, 26 de febrero de 2016

Miscelánea en el Otoño. Julio Calvet Botella. Presentación

ECU. Colección Accia



Pedidos de libro. Comprar

 Biografia del autor en ECU (Alicante)

Julio Calvet Botella

Julio Calvet Botella

Obras publicadas en ECU





PRESENTACION DE MI LIBRO MISCELANEA EN EL OTOÑO.

(Alicante 1 de marzo de 2016. Sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés).


Buenas tardes a todos.

No voy a ocultar que me encuentro esta tarde muy satisfecho. Muy satisfecho de estar en este lugar y muy satisfecho de estar acompañado de quienes comparten mi vida y de quienes se han acercado a la puesta de largo de mi ultimo libro “Miscelánea en el Otoño”, que hace muy poco nació al mundo del papel escrito, como una prolongación de mi mismo.

Yo soy una persona, que en mis recién cumplidos setenta años, debe reconocer que la vida me ha sido, me viene siendo, altamente generosa.

Sí que es verdad que como en todos, ha habido luces y sombras, pero las luces han presidido mis años al haber sido acompañado por quienes han alumbrado sus celemines para guiarme hacia las luces, dejando atrás las sombras.

He procurado ser trasparente y no ampararme en fingimientos. He procurado ser honesto conmigo mismo y con los demás, y he procurado dar lo mejor de mi mismo.

Y no suene esto a vacuidad o presunción de fingida falsa modestia. Suene esto como confesión y cercanía desde un tiempo de mi vida, que tiene detrás un ya largo camino recorrido.

He dedicado toda mi vida profesional al estudio, a la enseñanza y a la aplicación jurisdiccional del Derecho. Yo no se si este camino lo elegí yo, o lo eligieron por mí. Probablemente fue lo segundo, pero en cualquier caso, ni esos otros, ni yo, se equivocaron en esta elección.

Van mas de cuarenta y cinco años en esta empresa, que aún no he querido abandonar.

Y yo no he nacido para ser estrella. He nacido para pisar la tierra, y he procurado sembrar en tierra buena.

Creo  que la docencia y el ejercicio judicial del derecho, son un complemento ideal para quien profese ser un buen jurista.

Mi acceso a la Universidad fue el logro de una ilusión siempre querida. Durante más de veinticinco años he tenido el privilegio de ser profesor universitario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Alicante, a la que llegué de la mano de dos grandes  catedráticos, Don Vicente Gimeno Sendra y Don José María  Asencio Mellado, que me han dispensado su afecto  y amistad. Tanto confiaron en mí,  que llegue a ser encargado de curso de uno de los grupos de alumnos de la asignatura de Derecho Procesal Civil.

Muy pronto accedí al mundo judicial. He sido Secretario Judicial, Juez de Distrito, Juez de Primera Instancia e Instrucción, Magistrado de la Jurisdicción Social, Presidente, -primero y fundador-, de la Sección IX de la Audiencia Provincial de Alicante, y hoy continúo como Magistrado Encargado del Registro Civil Exclusivo de Alicante. Han pisado mis pies los despachos judiciales de La Roda, Alcoy, Callosa de Ensarriá, Denia, Elda, Orihuela, Elche y Alicante. Así que prácticamente, mi vida profesional se ha desarrollado en nuestra provincia de Alicante, y en toda ella, de norte a sur, y de este a oeste.

Durante un tiempo me dedique a escribir y publicar estudios jurídicos en Revistas de su clase, colectivas e individuales. Tuve el honor de publicar estudios en la Revista Iberoamericana de Derecho Procesal que presidía desde el exilio Don Niceto Alcalá Zamora, y en cuyo Consejo de Redacción en España figuraban los grandes catedráticos Prieto Castro, Gómez Orbaneja, Herce Quemada y Fairén Guillen, y pasé la prueba de publicar estudios procesales  junto a ellos.

Llegue a acumular un buen numero de trabajos, y tuve la tentación de publicar un volumen con todos ellos,  pero la profusión legislativa de los últimos años y la constante modificación de las leyes,  me hizo descartar  esta idea, pues el libro nacía ya caduco, y de escasa utilidad. Ello no obstante, a veces me encuentro con la sorpresa de que en alguna librería de lance de Madrid, se ofrece alguna separata de un estudio mío, treinta años después de haberlo publicado.

Yo ya había publicado alguna colaboración o artículo en periódicos o en revistas locales de temas ajenos al derecho.

Y es que  he nacido en Orihuela, esa patria que nos retrato Gabriel Miró desde “Nuestro Padre San Daniel”, a la que llamó  Oleza, y esa patria que nos cantó en sus magistrales versos Miguel Hernández, cuyo rayo no ha dejado de cesar, ni su silvo ha dejado de ser vulnerado. Y es que creo que en todo oriolano hay un escritor o poeta, más o menos escondido, quizás porque es allí, “donde el aire peina las palmeras”.

Llego un día en el que después de intervenir en muchos actos culturales de mi pueblo, de la mano de mi gran amigo el escritor oriolano Antonio Colomina Riquelme, llegue a Editorial Club Universitario, y  conocer a José Antonio López Vicaíno.

Y ahí, puedo decir, caí en la trampa. En la hermosa trampa de hacerme escritor. Todo lo modesto que sea, pero escritor al fin, y conocer un mundo apasionante: el de escribir y publicar libros.

José Antonio López Vizcaíno,  me acerco a sus libros anuales de Relatos, en los que da la oportunidad a quienes escriben el ver sus nombres impresos en letras de molde y luego, ya lanzados al mundo editorial, figurar como autores invitados de la publicación en actos memorables presentados por Manuel Avilés Gómez, aquí, hoy a mi lado, quien siempre me distinguió en la sede cultural del periódico Información donde tienen lugar estas presentaciones.

Manuel Avilés, es un brillante escritor, a quien conocí en mis avatares profesionales, y ha ocupado altos cargos al servicio del Ministerio de Justicia, y en la Dirección General de Prisiones.

Y es también un brillante escritor y un intelectual integral. Colaborador del periódico Información, nos ilustra habitualmente con su importante bagaje cultural en su sección que titula “ELOGIO DE LA LOCURA”. Y aquí, al utilizar este título emblemático, parece que Manuel Avilés, revela su sintonía con el gran humanista Erasmo de Roterdam, y podemos descubrir sus inquietudes. No es tiempo de conferenciar aquí, pero la estela humanista sin macula de aquel ilustre pensador cuyo libro fundamental fue dedicado a su amigo Tomas Moro, luego elevado a los altares por su lealtad a sus principios, parece que lo dice todo.

Gracias, Manuel Avilés por haber aceptado presentar mi libro otoñal  esta tarde.


 Y en esa Editorial Club Universitario he venido publicando libros, siendo el último, hasta hoy, “Miscelánea en el Otoño”.

“Miscelánea en el Otoño”,  no es un  libro nuevo; es un libro que quiere ser resumen de cosas escritas, y reconocimiento a quienes creyeron en mí aceptando la publicación de mis relatos.

Y aquí he de recordar pues es de justicia a dos personas: Carlos de Aguilar Merlo, que me acogió con generosidad en la Revista Amanecer, con su constante cortesía, y que pronto nos abandono para llegar al alto de los cielos; y a mi gran amiga Carmen Ramos Pastor, mujer de gran cultura, que me condujo a la Revista Numen. Y también a Antonio Luís Galiano que me llevo a su Revista Oleza, y a Ramón Palmeral que me introdujo en sus blogs y citas de libros.

Y termino. No les voy a contar el libro. Pero espero lo lean. El origen de los relatos  esta en su Epilogo. No tiene Prólogo, pero no entiendan el Epílogo como despedida sino como resumen. Creo que aun me queda bastante cuerda.

Muchas gracias para quienes me acompañan en esta noche, por su generosidad. Y también, en especial, a Tomas Gómis por sus desvelos y a Antonio Colomina por facilitarme esa fotografía que hizo de la calle San Juan de Orihuela que preside la portada del libro. Esa calle de San Juan que parte de un cruce de caminos y que nos lleva al sosiego y al recuerdo de una Orihuela también otoñal en nuestras vidas.

JULIO CALVET BOTELLA.


Julio Calvet Botella, (Orihuela, 1946), es miembro de la Carrera Judicial con la categoría de Magistrado, y con plaza titular de Presidente de la Sección 9ª de la Audiencia Provincial de Alicante con sede en Elche, con competencia exclusiva en materia civil. Su ausencia de su ciudad natal, no le ha impedido participar en cuantos actos culturales y divulgativos para los que ha sido requerido. Glosador del Pregón de las Fiestas de la Reconquista de Orihuela, (Moros y Cristianos) en 1981; Glosador del Pregón de la Semana Santa de Orihuela en 1984; intervención en 1996 en el Ciclo de Conferencias, Tribuna de Nuestra Tierra, de la Obra Cultural de la Caja Rural Central con la conferencia "Justicia y Literatura"; en el año 2003 pronunció el Brindis de los Pilares de la Soledad; participó en el año 2005 en el acto académico en homenaje a Justo García Soriano con la conferencia "Don Quijote y la Justicia o la Justicia en Don Quijote"; Glosador del Pregón de la Compañía de Armados, Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús en 2007. Ha presentado en el año 2007 el libro de Antonio Colomina Riquelme, "Orihuela, sus calles, sus plazas, sus gentes", y en el año 2009, el "Libro de la Semana Santa", publicado por la Junta Mayor de Cofradías, Hermandades y Mayordomías de Orihuela bajo la dirección de José Sáez Sironi. Colaborador de la Revista Oleza, y otras publicaciones. En el ámbito jurídico, son múltiples sus colaboraciones y publicaciones. Esta conferencia, "Ramón Sijé, Semblanza", fue pronunciada en el año 2009, en Orihuela, en el Aula de Cultura de la CAM, en colaboración con la Honorífica Orden de San Antón, de la que es Caballero, Vocal de su Junta de Gobierno y Presidente de su Comisión de Estatutos.

jueves, 25 de febrero de 2016

Pensamientos líkidos. Frases para fortalecer el cuerpo y el espíritu. 333 pensamientos





Libro del bolsillo. Libros prácticos.
Comprar libro en Lulu, 50 página con 333 pensamientos por 5€

Comentario de texto. "El Toro" de "Perito en Lunas" de Miguel Hernández

Nacimiento de Miguel Hernández Gilabert

Nació a las seis de la mañana del domingo 30 de octubre de 1910 en la calle San Juan, números 72, 80 u 82, de Orihuela (Alicante), según varios biógrafos, frente al convento de San Juan de la Penitencia de las Clarisa. En una fotografía de Manuel Muñoz Hidalgo aparece su casa con el número 80. María de Gracia Ifach dice que era el número 82. Con los años el número de la casa natal ha ido cambiando. En la partida de nacimiento no se nombra el número de la casa, conocemos la casa pero no el número que tenía en 1910, lo cual tampoco tiene gran importancia, pues la casa natal está localizada y rehabilitada.  Fue inscrito en el Registro Civil en la Sección 1ª, Tomo 60, folio 188.  Esta calle pasó a tomar el nombre del falangista Antonio Piniés (de segundo apellido Roca de Togores, barón de la Linde); actualmente, en 2012 y por decisión de la corporación municipal la calle ha pasado a recuperar su antiguo nombre, el de San Juan de la Penitencia.
 El 3 de abril 2008, en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana se publicó la licitación de la rehabilitación de la casa natal, lo cual fue un gran logro de la Fundación Cultural Miguel Hernández. Actualmente la casa se encuentra rehabilitada, pero cerrada y sin ninguna función, pendiente de alguna partida presupuestaria que la convierta en un espacio interactivo, como continuación a la actual Casa-Museo. En la acera de enfrente hay otra casa natal abandonada que se debería recuperar para la cultura oriolana, se trata de la casa natal del poeta Carlos Fenoll Felices, nacido el 8 de agosto de 1912. En la misma calle y mismo años nació el filósofo Augusto Pescador Sarget, siendo compañeros en el Colegio de Santo Domingo, y se iniciaron durante los años de juventud en las inquietudes literarias y políticas.

Era  Miguel hijo de Miguel Hernández Sánchez de apodo «Visenterre», guarda jurado y tratante de ganado, nacido en Redován el 24 de octubre de 1878 en la antigua Travesía Mayor (Actual Calle Colón), falleció 26 de diciembre de 1952 (según investigaciones de Julio Calvet), a quien los negocios no le iban del todo mal, casado en segundas nupcias con  Concepción Gilabert Giner (Concheta) nacida en Orihuela en 1879, que falleció el 16 de diciembre de 1942. Se ocupaba de las tareas de la casa y del cuidado de sus hijos. Tres días después de nacer fue bautizado en la Parroquia de El Salvador con los nombres de Miguel-Domingo, por haber nacido un domingo, aunque otros dicen que el coadjutor se llamaba don Domingo Aparicio, y les ponía su nombre como segundo nombre a todos los  niños que bautizaba. 
 Fueron siete hermanos: Vicente (1906-1979), Elvira (1908-1994), Miguel, Concha, Josefina, Monse y Encarnación (1917-1993). Concha, Josefina y Monse fallecieron en la infancia.

 ........................42 octvasa reales de su ópera prima.....................

Perito en lunas, es un libro conocido entre los expertos como «el de Sudeste», ya que fue el único poemario que Miguel publicó en esta editorial murciana. Compuesta de 42 octavas reales.  El 19 de noviembre de 2004, tuve la fortuna de tocar y ojear/hojear un ejemplar de Perito en lunas de la primera edición de Sudeste en el Centro Hernandiano de Estudios de Investigación de Elche, gracias a la generosidad de su director Rafael Navarro, a quien quiero agradecer su inestimable apoyo para este trabajo. El ejemplar está encuadernado en rústica, papel de calidad, tiene la portada de color gris azulón, dentro un retrato del Miguel, realizado al carboncillo y firmado: (Rafael G. Sáenz, Orihuela XXXII), la fe de erratas y un índice indicado con el primer verso de las octavas, mide 26x18 cm. Paginación: 30 p., [1]h., [2]p., [1]h., + 1 h. suelta de erratas4.

Hernández tuvo amigos pintores como Benjamín Palencia, Maruja Mallo, Paco de Díe, quien fue el autor del cartelón para Perito en lunas, la amistad entre Miguel y Paco continuará en Madrid. Miguel también era amigo del alcoyano Abad Miró5 que ilustró el poema «Las manos» de Viento del pueblo, para el libro Versos en la guerra (SRI, Alicante, 1938), dibujó una alegoría de El rayo que no cesa, pintó cuadros con el tema de El hombre acecha y diseñó la lápida del nicho de MH y la cubierta de publicaciones hernandianas, como se puede ver en un catálogo6 que me regaló Gaspar Peral Baeza el día que visité la Torre de las Águilas el 22-10-2004, sobre Abad Miró, para el que escribió un prólogo César Moreno, director de la Biblioteca Pública «Fernando de Loazes» de Orihuela, donde escribe: «Una obra arrancada de la propia vida, cargada, como se ha dicho, de lirismo».

El catálogo de dibujos en la Exposición «Poliedros: dibujos de Miguel Hernández» de Elche, al cuidado de Rafael Navarro, es un indicativo de la vocación pictórica de Miguel donde se muestran los dibujos esquemáticos que hizo Miguel en distintas épocas y diferentes soportes. Pienso que, quizás, el frustrado deseo de MH/ilustrador, en un esfuerzo artístico de superación, tan sólo comparable por su deseo de triunfar, ha sido lo que me ha motivado a ilustrar Perito en lunas, ahora, setenta y dos años después de los primeros intentos.

El conceptismo del barroco queda alineado por su dificultad de penetración y comprensión, tanto Quevedo como Góngora, o Gracián se pueden permitir estos alardes o filigranas de ideas o pensamientos abstractos gracias a su amplitud mental, conceptos indefinidos y flexibilidad de juicio que están muy por encima de lo notable. Miguel Hernández quiere abrirse camino como dramaturgo, lee a Calderón, a Lope, a Cervantes..., ahora bien, busca darse a conocer y tiene un reto personal: demostrar su valía y su capacidad creadora, y tras años de ensayos, entrenamientos haciendo pesas en el gimnasio de su huerto, «con musculatura marina de grumete» consigue, tras sobrehumanos esfuerzos en su huerto y bajo su higuera, sacar una obra impoluta, impactante, que llame la atención de los poetas, intelectuales en general, con su Perito en lunas, hermética, conceptista y barroca. Tanto apostó en el empeño que no la entendió nadie, y la obra no tuvo en su momento el éxito esperado, y como Hernández tenía prisa por darse a conocer, por triunfar, porque su obra se entendiera y dejara de ser un criptograma, tuvo la debilidad de dar las claves o títulos, en algunos de ellos se equivocó, como en la octava «XXX (Retrete)», que ya explicaré.

Un concepto bastante gráfico y acertado sobre el barroco lo podemos leer en Ángel Luis Prieto de Paula, en su libro Claudio Rodríguez: visión y contemplación (Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, Alicante, 1996), escribió en la pág. 16, un concepto sobre el barroco de Claudio, difícil de aprehender, pero dicho por él parece sencillo:


Los modos barrocos, [...] se utilizan aquí [se refiere a la poesía de Claudio], y principalmente porque haya que esquivar alguna censura [...], sino porque el mensaje queda atado al vehículo verbal, que enriquece prismáticamente la realidad, presentada desde la ironía, el desdén, la pasión o el escepticismo, según momentos.



Pues bien, este concepto de Prieto de Paula, aparentemente simple, es aplicable en toda la amplitud vectorial a Perito en lunas. Ciertamente Prieto de Paula encuentra la quintaesencia del concepto semántico para definir el barroco en: «atado al vehículo verbal». Evidentemente, Miguel Hernández lo que hace es constreñir su ironía de la vida, desdén a veces, pasiones y escepticismos que le agobian y, a través de ese prisma personal o casi, diría más, calidoscópico, nos muestra a través del desafío de unas adivinanzas su mundo real trasladado al mundo literario de sus fantasías y ambiciones. Porque como también escribe José Luis Ferris7, «Miguel es perito en sueños». A sus veintidós años Miguel también se cree perito en poesía. Después de haber quedado exento del servicio militar por excedente de cupo (el día 11 de agosto de 1931 acude Miguel a inscribirse en la Caja de Reclutas núm. 22 de Alicante otorgándosele la cartilla militar 2268121)8, resuelve que es acuciante en su porvenir literario viajar a Madrid; el primer viaje lo realiza el 30 de noviembre de 1931, un mes después de haber cumplido 21 años, ha cumplido la mayoría de edad, empieza a buscarse a sí mismo en las emociones y en los sentimientos. Y como dice Antonio Gracia en su Ensayos Literarios9: «el poeta sólo es un pequeño dios urdido por el hombre que no acepta la muerte».

El original de Perito... fue enviado, secretamente, por Miguel al Concurso Nacional de Poesía, sin que ganara el mencionado premio, luego tuvo que ir a la capital de España a recoger el original con dinero prestado, como siempre. La ingenuidad del poeta era evidente. Además, cuando acude a la Universidad Popular de Cartagena el 28 de enero de 1933 lleva un cartelón que le había hecho Rafael González sobre «Elegía media del toro», y dejó sobre la mesa un meón, una granada y un limón dentro de una jaula al que llamaba «chinito coletudo». Este cartelón se perdió, por ello, después Paco de Díe le hizo otro para el Ateneo de Alicante el 29 de abril del mismo año.



[III] (Toro)

 




                                                                                      Octava III
                                   ¡A la gloria, a la gloria toreadores!   (rima con la1º, 5º y 6º
                            La hora es de mi luna menos cuarto.    (rima con 2º, 3ºy 6º)
Émulos imprudentes del lagarto,
magnificaos el lomo de colores.
Por el arco, contra los picadores,
del cuerno, flecha, a dispararme parto.
                   ¡A la gloria, si yo antes no os ancoro, (rimab la 7º y la 8º)
-golfo de arena-, en mis bigotes de oro!

 

 


Para mí esta es una de la octavas reales más logradas del poemario y que más veces he leído, y no me cansa la belleza de las metáforas taurinas porque nos habla del toro de lidia, en el primer tercio. Veamos: «¡A la gloria, a la gloria toreadores!». Los toros de lidia con su nobleza y bravura y con su sacrificio por medio del arte de una tortura animal pública y reglamentada, son los que llevan a la gloria a los toreadores, toreros o matadores. En el segundo verso: «La hora es de mi luna menos cuarto», el poeta ya no dice que son las cinco de la tarde como tanto repetiría Lorca, años más tarde, en su elegía a la muerte de Ignacio Sánchez Mejías (1934). En Soledad Primera, Góngora se refiere al rapto mitológico de Europa por Júpiter metamorfoseado en toro, pero no en un toro común sino en un bello ejemplar de color del Sol, con cuernos de luna en creciente y ojos azules fulgurando deseos, la penetró en el mar y llegó a Creta... En la silva de Góngora leemos -«media luna las armas de su frente»- tiene una media luna en su frente, ahora bien, tiene sobre su frente los cuernos de la media luna que son sus armas.

Por medio del método conceptista asociamos luna a las cinco, ahora bien, a las cinco menos cuarto, un cuarto de hora antes de salir el toro por los chiqueros, éste se encuentra en los corrales, imitando o emulando a los lagartos al sol de la tarde, tirados sobre la arena, esperando la hora de salir como gladiadores al circo al -«golfo de arena»-, así se completa el contexto mediterráneo entre golfo y ancoro (ancla).

Es necesario recordar a Góngora en Fábula de Polifemo y Galatea, y veamos la similitud entre: «Émulos imprudentes del lagarto», con «émulo casi del mayor lucero» de Góngora, en la descripción de Polifemo (octava VII). (émulo: competidor que procura igualarse con otro).

En la octava de Miguel, leemos «magnificáos [sic] el lomo de colores», este «magnificáos» con acento llano en la segunda á, ya que esta palabra no lo lleva por ser acabada en s, puede ser un sutil y desapercibido neologismo: caos más magnífico, ahora bien: magnífico caos. Usa de la alusión perifrástica con «lomo de colores» al toro en la lidia: sangre, banderillas, pelos rubios. «Por el arco, contra los picadores» (v. 5), vemos una alusión perifrástica en ese arco, es el arco de tiro de los cuernos, la media luna de sus armas, que embisten contra los picadores, cuernos como «flecha, a dispararme parto». Aquí el poeta se convierte en toro por el verbo en presente: yo parto. Y continúa con «si yo antes no os ancoro», o sea, no llegará esa gloria al torero, si yo os clavo mis anclas/cuernos, o también, os clavo mis anzuelos, y esa arena con sangre será ya un -«golfo de arena»-, una parte de tierra húmeda al borde del mar, y las plazas de toro tienen esa forma arqueada de golfo, de media luna. En el último verso, «en mis bigotes de oro», significa con mis cuernos de oro. Ciertamente prosificando la última parte vemos que esa gloria no llegará al torero si el toro le coge. Para cuernos el poeta usará: arcos, flechas y bigotes.

La ilustración es un toro lírico con cuerno de largos arcos y se lo he dedicado a todos los hernandianos.

Comentario de texto. Lista de nombres de poeta del Panado español. Wikipedia

El Parnaso Español: colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanos, más conocido como el Parnaso Español, es una antología editada por Juan José López de Sedano. Fue publicada en nueve volúmenes, entre 1768 y 1778, por Joaquín Ibarra e impreso en el taller de Antonio de Sancha en la plazuela de la Paz de Madrid.1
Contiene obras de los siguientes autores:

miércoles, 24 de febrero de 2016

Un pacto PSOE y Ciudadanos, que anuncia un buen camino de investidura y gobernabilidad



Un pacto PSOE y Ciudadanos, que anuncia un buen camino de investidura y gobernabilidad

Los mercados financieros no entienden de sentimiento porque ellos piensan en dólares, en euros o en yen, en libras. Ejemplos lo tenemos hoy en la caída de las Bolas europeas y es un anticipo de lo que nos puede pasar en España si andamos con tonterías, dice lo prensa hoy: “La libra esterlina cae a niveles de 2009 por la incertidumbre en Reino Unido. El Ibex cae un 3,00%, el cuarto mayor retroceso en lo que va de año”. (Las empresas son las que crean empleos).

Por ello pienso el pacto PSOE y Ciudadanos, es un pacto lógico y considerado hacia un gobierno en se interesa por la gobernabilidad y por el bienestar social, y se alejan de Podemos, porque son portadores de cambios radicales, y de fractura de la unidad de España, cuestión que de llevarse a efecto con referéndum es Cataluña las consecuencias económicas son incalculables. Podemos, una jauría juvenil de “desencorbatados” (sin experiencia de gobierno), hablan de que el pacto de PSOE y Ciudadanos, solo protege al IBX, lo cual es una mentira más de las suyas.

A este pacto de PSOE y Ciudadanos, se unirá el PP, por lógica. Que será mejor que unas nuevas elecciones. Los radicales, la extremas izquierdas son destructoras. En fin que no veo mal este pacto. Aunque de momento parece que no tiene consistencias para una investidura aritmética. En política todo es posible porque los políticos son reversibles como las chaquetas de franela.
Madrid. Congreso de los Diputados.
Ramón Palmeral